3 X 1

Me Quiero Ir Al Infierno

"Interpretamos el Futurismo Negro como un espacio urbano decadente"

Me Quiero Ir Al Infierno presenta Futurismo Negro, su segundo álbum, este viernes 17 en La Tangente y aprovechamos para que Ivan, el cantante, nos cuente sobre el sonido que intentaron plasmar, la continuidad que hay respecto al disco debut y el concepto implícito en las letras.

1-En una entrevista anterior dijeron que su “esencia está en el en vivo” ¿Lograron plasmar esa energía en este nuevo disco?

Parte de la esencia del vivo está en este segundo disco, pero también, sin renunciar a la energía característica de la banda. En el estudio pudimos plasmar algunas cosas que en el vivo no están, porque es más crudo y nos gusta que sea así.

 2-¿Qué elementos diferenciales podemos encontrar en este material respecto a su disco debut?

Por un lado, creemos que Futurismo Negro es una continuación del primer disco. Reafirma ideas que están el CD anterior, pero con más matices e influencias, sin resignar la contundencia que queremos que tengan los temas, con el objetivo de que formen parte de un ¨todo¨, en este caso de un álbum .

3. ¿A qué concepto refiere Futurismo Negro?

Interpretamos el concepto ya existente de Futurismo Negro como un espacio urbano decadente, contaminado no sólo ecológica, sino sobre todo socialmente. Extremadamente controlado por la tecnología y las nuevas tendencias, en el que el ser humano se ve inconscientemente obligado a aceptar y tiene mucha desconfianza en sí mismo de expresar su punto de vista y su inconformismo sobre todo esto. A partir de esta idea, tratamos de decir lo que sentimos, con virtudes y defectos, y de expresar lo que nos pasa, criticando lo que no nos gusta y también siendo autocríticos. Si solamente le echáramos la culpa a los demás, sería una forma de lavarse las manos. Y también es momento de ser autocrítico para mejorar en todo sentido. O sea, es momento de hacerse cargo.

Me Quiero Ir Al Infierno se presenta en La Tangente (Nicaragua 5317, CABA) este viernes 17 de agosto

Foto: Gentileza de Choki Portela