Sin Ley festejó sus 2 mil shows

Que una banda cumpla 2 mil shows, y encima lleven la cuenta, significa que tuvieron que pasar mucho tiempo arriba de una camioneta para tocar en esos lugares que muchos no llegan o no les interesa llegar. Por eso, lo de Sin Ley es muy meritorio, porque no necesitó de la palmada en la espalda por parte de la prensa roquera mainstream para mantenerse durante 29 años en el ruedo. Así que, sin dudas, la de ayer fue una noche para festejar y los seguidores del grupo quilmeño cumplieron acercándose en muy buen número al Teatro Vorterix, a pesar de que era fin de mes y el precio de la entrada no ayudó mucho.

Los primeros acordes que sonaron fueron los de “No tengo amor”, del último disco de estudio Delirio Fatal Agitado, para pasar inmediatamente al ya clásico “Pistolazo”, “A 100 del 3000“ y “Nena Nena Nena”, unas de las tantas canciones de Sin Ley que grabó Ricky Espinosa, de Flema, a modo de homenaje. El grupo hizo un recorrido por todas las etapas de su carrera, que están bien diferenciadas entre sí respectos a la lírica y sonido. En ese sentido, tocaron canciones de la época de los primeros demos que posteriormente fueron incluidas en varios de los discos en vivo que tienen: “Sin Solución”, “Tarde para todo” y “Solos y aburridos”, estuvieron entre  las más destacadas.

Sin Ley tiene la capacidad de trasladar a su público, a través de sus canciones, hacia diferentes vivencias por las que pasa cualquier pibe de barrio con ansias de rebeldía, desde la parte más irreverente de los comienzos del grupo a los momentos más introspectivos a nivel letras: desamor, adicciones, amistades y desocupación, son tópicos habituales del grupo. En ese sentido, los temas de Infeliz son el mejor ejemplo: un disco inspirado en El Derecho de Matar de Raúl Barón Biza, libro censurado en tiempos de la “década infame” por la escandalosa pluma de quien fue considerado uno de los primeros escritores malditos de Argentina. “Cuanto Mal”, “Quizás”, “Hoy tengo piedad” fueron varios de los temas que sonaron de un disco que forjó la identidad propia de un grupo al que se le notan las influencias musicales, mucho más cercanas a los New York Dolls que a los Ramones, pero que no se parecen a ningún grupo. Sin Ley suena a Sin Ley.  Y eso no es poco. Hasta cuando tocan ska y reagge lo hacen de una manera muy personal, en donde las melodías que dibujan son más propias de la cumbia. El gusto por ese estilo se deschaba en el cover que hacen de “Mírame una vez más” de Los Leales.

Sobre la formación actual, más allá del histórico vocalista Dudú y el bajista Gomita, se sienten la ausencias del fallecido Santiago Rossi, quien también tocó en Flema y fue uno de los mejores guitarristas que dio el punk argentino, y Curly Culrley, parte fundamental del grupo, sobre todo en sus aportes compositivos. Sin embargo, Sin Ley se las arregla bien, sonando desprolijos por momentos pero sin perder el encanto. Dudú descansa su característica voz, sobre todo, en los coros que hace Chapu, el percusionista, y en el resto del grupo, lo que hace que por varios pasajes de las casi dos horas de recital no haya un cantante principal.

El final queda reservado para “Tu desprecio”, una joya de su último álbum, que si tuviera un poco más de apoyo comercial sonaría en todas las radios, y  “No sé”, canción de Un Kilme Resucitado, otros de su grandes discos,  con el que se bajó el telón. Más allá de una extensa lista de temas, la  gente se quedó con ganas de algún tema canción más. A la salida, mientras gran parte de la masa se iba a refugiar en alguna parrilla o pizzería, quedaron varios fieles en la esquina sin poder parar de cantar: “los Sin Ley, vamos los Sin Ley”. Seguramente, el año que viene los encuentre a todos festejando de nuevo por el 30 aniversario de los muchachos de Quilmes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los Caballeros de la Quema: sopita y rock

“No tengo CUIT ni CUIL. Yo no me doy con la DGI. Cortan la luz. No hay gas. Se rompe todo y tengo que ensayar”, cantó anoche Iván Noble –una vez más, después de quince años- frente a más de veinte mil personas en el Estadio Único de La Plata. Lo anacrónico de este “Celofán” modelo 2017 no quitó lo efectivo y Los Caballeros de la Quema volvieron a seducir a una multitud sedienta de viejos clásicos.

El marco de la reunión fue la apertura de la segunda edición del Festival Provincia Emergente en el Estadio Único de La Plata (el cierre será este domingo con la actuación de Babasónicos). Los Caballeros de la Quema se separaron en 2002 cuando dieron el anuncio oficial, aunque el quiebre ya se venía gestando. Luego vendría la carrera solista de Iván Noble, su paso como actor de TV y el fantasma de una banda que compartía la popularidad de Los Piojos, Viejas Locas y La Renga en los últimos noventas.

Para viaje en el tiempo bastaba con atravesar la entrada del Único y encontrarse con banderas de Merlo, de Temperley y algún que otro barrio presente en los trapos del público, que promedió los treinta años. Para caer en el hoy, era suficiente ver que los shorts de Iván Noble se habían convertido en chupines negros y que el grupo que completan Pablo Guerra, Martín Méndez, Patricio Castillo y Javier Cavo, sonó con la precisión y la frialdad de una máquina suiza.

El legado de Los Caballeros de la Quema puede encontrarse a lo largo de todos estos años en los que no fueron más que un lindo recuerdo. De La Gran Piñata, que tocó como grupo soporte y que surgió años después de la separación de los de Morón, tiene algo de esa poesía suburbana un poco tanguera, un poco del truco de sobremesa. Salta La Banca encuentra en Santiago Aysine al ¿involuntario? galán rockero que Iván tan bien supo encarnar en su década de gloria. Hasta Pato Fontanet, tanto en Callejeros como en Don Osvaldo, recicló un poco de ese fraseo mezcla de Joaquín Sabina y Julio Sosa que oportunamente supo crear Noble.

¿Será suficiente la nostalgia, el dinero y las ganas de un montón de gente para recrear la magia de algo que ya fue? Anoche alcanzó para alegrar durante dos horas las almas y los oídos de los que se acercaron a La Plata. El final con los hijos de todos los integrantes del grupo cantando “Oxidado” sobre el escenario pareció ser otra de las razones de la reunión (el hijo de Noble, entre otros, no había nacido en 2002). Un dron que paseaba por el cielo y la especulación de un futuro DVD podría ser otro de los motivos, que aunque no sobran tampoco faltan. ¿Continuará?

Lista de temas:

  1. “Pejerrey”
  2. “Patri”
  3. “Todos atrás y Dios de 9 (Orsay)”
  4. “¿Qué pasa en el barrio?”
  5. “Sangrándonos”
  6. “Huelga de princesas”
  7. “Malvenido”
  8. “Rómulo y Remo”
  9. “4 de Copas”
  10. “Jodido noviembre”
  11. “Primavera negra”
  12. “Hasta estallar”
  13. “Mientras haya luces de bar”
  14. “Rajá rata”
  15. “Gusanos”
  16. “Fulanos de nadie”
  17. “Otro jueves cobarde”
  18. “Sapo de otro pozo”
  19. “Carlito”
  20. “Celofán”
  21. “Avanti Morocha”
  22. “Oxidado”

Foto: Gentileza Festival Provincia Emergente

5 motivos para ver a Alberto Wolf

-“Cococho”
La historia discográfica de Mandrake se remonta a 1984. En ese año graba un split con El Cuarteto de Nos, un disco en el que cada artista se repartió un lado. Un año después forma Los Terapeutas, la banda que lo acompaña hasta estos días. Pero en 1993 tiene una nueva incursión en solitario: la grabación de Primitivo, el álbum que viene a presentar en formato reeditado. De allí se desprende esta canción que se puede disfrutar en esta versión que hizo con su compatriota Martín Buscaglia en octubre del año pasado en Café Vinilo. En esta oportunidad estará acompañado del histórico interprete montevideano Ney Peraza.

-“Mis Heroes”
La veta acústica candombera de Mandrake es solo una de sus facetas. Junto a Los Terapeutas suele navegar por otros rumbos, en los que conviven el funk, el jazz y el rock. Así es esta canción de su disco Monstruo (2012) que tiene este video que refleja la noche más sórdida de Montevideo. O de cualquier lugar del mundo, por qué no.

-“Amor Profundo”
Quizás su canción más popular. Incluida en Nada de cosas raras (1997), esta pieza cuenta con la colaboración de Jaime Roos, quien año después grabó su propia versión y llevó al tema a un nivel de exposición aun mayor. Un clásico del candombe beat uruguayo, del que mamaron bandas argentinas como Bersuit Vergarabat y Los Piojos.

-“De desesperados”
En 2008 Mandrake y Los Terapeutas editaron su disco más rockero: De, cuya principal característica es que sus diez canciones llevan el “de” en todos sus títulos. Este tema fue el más exitoso del álbum y está inspirado en una conversación de Wolf con el Principe Pena, otro de los grandes personajes escondidos de la música uruguaya.

-“Llueve”
The Beatles y Eduardo Mateo se funden en un abrazo eterno en esta canción de Amor en lo alto (2002). Una pintura de cualquier lluvioso atardecer montevideano en clave Lennon-McCartney.

Mandrake Wolf toca este jueves 15 de junio a las 21hs en el CAFF, Sánchez de Bustamante 772; el viernes 16 en El Espiral, Ituzaingó 1719, Rosario; y el sábado 17 en Estación Provincial, calles 17 y 71, La Plata. En Buenos Aires y La Plata abre Santiago Moraes (Los Espíritus)

Primavera Sound Barcelona 2017

​Día 1

La exitosa primera jornada del Primavera Sound Barcelona 2017 fue un despliegue de eclécticos géneros musicales conviviendo en perfecta armonía y tolerancia.  El día comenzó con los locales Triángulo de Amor Bizarro ejecutando su shoegaze/postpunk/noise-pop a la perfección. En el mismo instante en que los chicos culminaban su set, la app oficial del festival nos avisó que en 30 minutos Arcade Fire estaría presentándose de manera sorpresiva en el escenario 360 grados. Anuncio de nuevo álbum y un adelanto de las nuevas canciones, mientras la gente explotaba con los clásicos de su discografía.

Glass Animals se presentó en el escenario Pitchfork, haciendo un repaso de sus hits y deleitando al público que iba acercando al escenario ubicado más próximo al agua. Volviendo a los escenarios principales, la presentación de Miguel dejó en claro que el soul y el R´n´B nunca se fueron y esta nueva generación de músicos se encargará de mantener el estandarte bien alto. Otro exponente de esta maravillosa camada es Solange, quien con su encantadora voz y carisma hicieron bailar a todo el público con su afro-disco-soul.

Luego de sacudir el esqueleto, fue el turno del cantautor estadounidense Justin Vernon, más conocido como Bon Iver. Utilizando una cautivadora selección de vocoders y sintetizadores de alto poder, el ganador del Grammy en 2012 deslumbró a la audiencia en cada canción. Lo que más sonó fue su último álbum 22, A Million, intercalando con canciones reformadas de su primer y segundo disco. Un comentario de Justin al micrófono fue: “Hubo personas que nos dijeron que iba a ser complicado tocar el set con Slayer probando sonido enfrente nuestro, quiero que sepan que es todo lo contrario. Estamos honrados de que eso suceda”. Quedó clara su devoción por la banda y el respeto existente entre todos los participantes del festival.

Continuando el contrapunto musical, la velada se electrificó con los riff metaleros de Slayer y su sonido demoledor. “Espero que les guste la próxima canción. Es algo diferente a lo que estuvieron escuchando durante todo el día”, pronunciaba el chileno Tom Araya al micrófono. Al culminar la noche el cielo se llenó de luces y sonidos del espacio exterior. El set de Aphex Twin se encargó de realizar la conexión correspondiente con otras dimensiones e hipnotizó a la audiencia. Primero presentando parte de su repertorio mas agresivo y atonal, para luego dar paso a una sección bailable donde todo el mundo desató su furia. Cerrando la jornada se pudo sobrevolar los cielos con el post rock instrumental de Tycho, un broche de oro para un día completo de emociones variadas.

Mirá qué pasó el primer día del Primavera Sound:

Día 2

La jornada comenzó con el aviso de que a las 8 de la noche, Mogwai daría una presentación sorpresa en el escenario Bacardi Live. Al llegar pudimos descubrir que las canciones formaban parte de su nuevo disco próximo a lanzarse: Every Country’s Sun. Un paisaje rodeado de agua y fábricas daba al atardecer un contexto espectacular para el shoegaze/postrock instrumental que esta banda sabe ejecutar a la perfección. Mientras tanto, The Magnetic Fields ejecutaba el repertorio de su álbum 50 Song Memoir dentro del recinto Auditori Rockdelux acompañados por una orquesta completa.

Alrededor de las 21.30 subió al Escenario Primavera la banda Descendents, liderada por Milo Aukerman, quien no dudó en explayarse contra el presidente de Estados Unidos en sus primeras palabras al micrófono: “Como sabrán, hace 6 meses que vivimos en un estado de completa incredulidad. Cada mañana nos preguntamos cómo puede ser que esa persona despreciable esté al frente de este país. ¿Saben qué tienen en común Nicaragua, Syria y Estados Unidos?”. El público tenía claro que esos países están fuera del acuerdo de París… luego comenzó el show. Aunque presentaron su nuevo disco Hypercaffium Spazzinate, también metieron hits de toda su carrera, cautivando a una audiencia de punks treintañeros que no dudaron en comenzar el pogo siempre que se pudo.

Bajando revoluciones, pero con la energía y el carisma necesario para emocionar al público, The xx subió al escenario y se adueñó de la noche. Íntimo pop cautivador, ejecutado perfectamente entre Oliver, Romy y Jamie. Remarcando constantemente a la audiencia que este festival es el mejor lugar para su música y que están enamorados de poder tocar aquí. Además, Oliver Sim dedicó una canción a todos los solteros de la noche, ya que él se encuentra en ese estado y que todos los que estuvieran así deberían juntarse y amarse.

Rebotando de escenario en escenario nos encontramos a Front 242, banda Belga pionera del género techno e industrial. Con un sonido demoledor, hicieron bailar a la audiencia sin parar. Jamie XX retornó al escenario principal ya en formato dj y logró cautivar a todo el público que en ningún momento de la velada dejó de mover la patita a su beat. Cerrando la noche, el dj Dixon coronó una velada predominantemente bailable inolvidable.

Mirá qué pasó el segundo día del Primavera Sound:

Día 3

La tercera jornada del festival comenzó desde temprano de la mano de Nic Offer de Chk Chk Chk quien musicalizó el área dedicada a la música electrónica denominada Desperados Club. Dicha área contaba con un sistema de sonido provisto por Bowers and Wilkins con una calidad impresionante. Al reproducir la última canción del set, Nic bajó a la zona de baile y se encargó de hacer mover a cada uno de los participantes al ritmo del beat.

Continuando la tarde, en el escenario principal se desplegaron los integrantes de Songhoy Blues, banda proveniente de Timbuktu, Africa. Su líder es Garba Touré, hijo del percusionista de la banda Ali Farka Touré. La audiencia enloqueció con los ritmos blues-rock que estos muchachos ejecutaban sobre el escenario. Enfrentados al escenario de Songhoy, los australianos de Pond desembarcaron con su rock psicodélico. Esta banda posee integrantes de Tame Impala, otra banda oriunda de las costas australianas.

En la recorrida encontramos a los brasileros de BIKE en el escenario de Night Pro con su psicodelia lisérgica. Esta banda se dio a conocer en el año 2015 con su disco debut 1943. Una multitud de gente fue hipnotizada por Shye Ben Tzur & The Rajasthan Express, ejecutando su disco Junun. Este conglomerado de músicos israelíes e hindúes sacudió los cimientos con su música Qawwali-Manganiar y letras en hebreo e hindú. Dicho disco lanzado en 2015 fue producido por Johnny Greenwood y producido, grabado y mezclado por Nigel Godrich de Radiohead.

Alternando de estilo radicalmente, los indio-americano/pakistani-británicos de Swet Shop Boys impusieron su hip hop politizado de manera fuerte y clara ante una gran audiencia en el escenario Pitchfork. Cerca de las 9 de la noche llegó el turno de volver a los escenarios principales para observar a la banda Metronomy. Los oriundos de Devon, Inglaterra presentaron un set de synth pop sofisticado y ajustado a la perfección, incorporando canciones de su disco Nights Out y The English Riviera, pero principalmente presentando su último disco Summer 08. Incluso un desperfecto técnico en las pantallas no pudo detenerlos, y ejecutaron parte de sus canciones sin iluminación. Esto hizo que la gente aplaudiera aún más. “Estamos enamorados de Barcelona, este es un gran lugar para tocar”, pronunciaba Joseph Mount, vocalista líder de la banda.

El escenario de enfrente ya estaba preparado para recibir a Grace Jones. Un show de dub y alta moda con mucho groove. “No sé hablar español, puedo hablar un poquito. Estuve mucho tiempo viviendo en Jamaica, necesito una Coca Cola” pronunciaba la artista entre tema y tema. Este mismo escenario recibiría luego a los canadienses Arcade Fire, consiguiendo la mayor convocatoria de público de la noche. Ya despidiéndonos del festival pudimos apreciar el postpunk-indie de Wild Beasts. Armonías perfectas y sintetizadores del más allá. La tercera noche del festival se desarrolló de manera impecable, en un contexto de tranquilidad y tolerancia absoluta. ¡Hasta el año que viene!

Mirá qué pasó el tercer día del Primavera Sound:

 

Por Lucas Mussu y Roberto Migone, desde Barcelona, España.

 

 

Leandro Lopatín (ESPECIAL 50Y ROCK)

Charly García – “Yendo de la cama al living”
¡El mejor Charly! ¡¡¡Disco doble!!!

Luis Alberto Spinetta – “La montaña”
Me encanta ese álbum ¡¡y tiene hasta samples de Tangalanga!!

Tanguito – “Amor de primavera”
Si hubiese continuado la historia del rock argentino tendría una rama que hasta el día de hoy falta.

Manal – “Jugo de tomate frío”
¡¡La onda de la onda!!

David Lebón – “Dos edificios dorados”
El único disco argentino de glam rock.

Poncho presenta su nuevo disco JOYA, el 7 de junio en Niceto Club, Niceto Vega 5510, Ciudad de Buenos Aires.

Barbi Recanati (ESPECIAL 50Y ROCK)

Charly García – “No soy un extraño”
Esta canción la escuché toda mi vida, pero recién hace un par de años la estaba escuchando y la letra me pegó de una manera muy radical. Fue la manera de Charly, de usar palabras tan de todos los días como faso, pibe o piola, y que la canción suene tan elegante, que me hizo repensar mis propias letras. Algo en mi manera de escribir cambió mucho gracias a esta canción.

Sumo – “Estallando desde el océano”
Este fue el cover que más veces tocamos con Utopians. De hecho el único que grabamos en un disco. Y nos ayudó a levantar el pecho arriba de los escenarios, cuando llegábamos a un pueblo o un festival donde pocos sabían de nosotros, era en el momento que tocábamos este tema donde lográbamos conectar con el público como si fuéramos locales. Aprendimos mucho de tocar este tema en vivo.

Pappo´s Blues – “Sucio y desprolijo”
Siempre escuché rock de afuera, y con “Sucio y desprolijo” creo que empecé a escuchar rock nacional. Me hizo sentir la misma furia en las tripas que “Search and Destroy” de los Stooges.

Serú Girán – “Viernes 3 AM”
Cuando estaba en la secundaria me hicieron estudiar la letra de este tema para una clase de literatura. Y apenas la escuché me puse a llorar mal. Creo que es la canción que escuché que más me pone la piel de gallina, hasta el día de hoy.

Boom Boom Kid – “I Do”
Creo que Nekro es uno de los héroes del rock nacional menos reconocidos, y con el tiempo va a adquirir el respeto que, para mí, merece. Es un ícono de la autogestión del cual se puede aprender mucho, pero además lo veo como un Morrisey argentino que expresa penas de una manera que nadie más lo hace. Y este tema me acompañó mucho a lo largo de mi adolescencia.

 

Utopians toca el sábado 10 de junio en La Trastienda Samsung, Balcarce 460, Ciudad de Buenos Aires.

Versiones de Los Redondos

-“Música para Pastillas” (invitado Pity Álvarez)
Uno de los músicos que más veces compartió alguna canción de Los Redondos con Superlógico es el cantante de Viejas Locas. Primero fue “Todo un palo”, luego “Jijiji” y la última, el 4 de marzo de este año en La Reina de Flores, fue este cover del tema incluido en el mítico Oktubre (1986).

-“Tarea Fina” (invitado Pato Fontanet)
La primera reaparición pública del ahora cantante de Don Osvaldo fue el 6 de septiembre de 2014, en Córdoba, donde vivía en ese momento. Y fue justamente en un show de Superlógico en el escenario de Captain Blue XL. El tema elegido es este clásico de “La Mosca y La Sopa” (1991)

-“Todo preso es político” (invitado Walter Sidotti)
En 2014 el homenaje de Superlógico fue un poco más allá. En una de las Fiestas Ricoteras XXl el que se subió al escenario fue el histórico batero de Los Redondos. Sidotti tocó la batería en “Nuestro amo juega al esclavo”, “Yo canibal” y en esta canción clave de Una Baión para el Ojo Idita (1988)

-“Ji ji ji” (invitado Conejo Jolivet)
El guitarrista dominicano que fue parte de la primera formación de Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota, allá por 1978, fue a su vez una especie de invitado estable de la banda tributo durante 2013. Y entre todas las apariciones de Gabriel “Conejo” Jolivet en los shows de Superlógico, cual mejor para cerrar un conteo con canciones de PR que el clásico grand finale.

En el Club SR tenemos entradas con 30% de descuento para el Auditorio Sur (3/6), donde Superlógico tocará con El Soldado. Llevate la tuya haciendo click en el banner de abajo.

Homenaje a Juan “Locomotora” Espósito

El 30 de mayo de 2016 Juan “Locomotora” Esposito pasó a la eternidad, víctima de un cáncer contra el que luchó hasta el final. “No tenemos muchas palabras para describir el fuerte dolor que toda la familia de Lovorne y amigos sentimos en el corazón. Hoy nos dejó Juan ‘Locomotora’ Espósito. No sólo nuestro batero, motor de la banda, sino un ser inmenso, un gran amigo, un gran padre y alguien que nos enseñó todo acerca de la música, la amistad y la humildad”, rezaba el mensaje en la página, la última banda en la que Juan hizo sonar su batería de doble bombo. Él, justamente, fue el primer baterista argentino en usar esa técnica, que en el exterior inmortalizaron Ian Paice (Deep Purple), Keith Moon (The Who) y Ginger Baker (Cream). Lo hizo en Zeus (la primera banda en la que lo probó), en El Reloj, en Pappo´s Blues, brevemente en Almafuerte (fue el primer batero), en Boxer, y en Lovorne, durante sus últimos años. El próximo 10 de junio en The Roxy Live habrá un show tributo a Locomotora (cuyo apodo es obra de Pappo, quien lo llamó así por su estilo al tocar la batería) con los shows de Lovorne y Drenaje. La banda de Luciano Napolitano Marcelo Bracalente y el hijo de Juan, Adrián Espósito, tocarán temas propios y de Pappo, mientras que los segundos homenajearán las épocas de El Reloj con invitados varios. Repasamos cinco canciones que posiblemente suenen esa noche, en las que Locomotora desplegó su artillería más pesada e inmortalizó su sonido.

El Reloj – “Alguien más en quien confiar” (1974)

Pappo – La Adivina (1984)

Boxer – “Buscar la luz” (1986)

Almafuerte – “Amasijo de un gran sueño” (ensayo de 1995)

Lovorne – “Blues del vino” (2014, con el Tano Marciello como invitado)

Bonus Track:
El video homenaje de sus compañeros de Lovorne

Juan Pablo Fernández, de Acorazado Potemkin (Especial 50Y ROCK)

Moris – “Pato trabaja en una carnicería”
El rock es una cosa de amigxs, de hermandad, de iguales, para cuando eso nos falta este tema es ideal. Y la voz de Moris, empuja, obliga, grita y te despierta.

Spinetta – “La pelicana y el androide”
Todos somos distintos, siempre lo vemos, pero siempre preferimos la niebla del amor, o el brillo de las esmeraldas o el abrazo en los goles.

Sumo – “Mañana en el Abasto”
No me imagino poesía de rock sin referencias a la ciudad que nos abraza, y de la que Luca supo apropiarse como nadie. Y por suerte nos regaló este himno y en castellano.

Los Visitantes – “Auto Unión”
Una de las canciones más hermosas de los ’90. Una sonrisa en el viento, esperanza en plena desolación menemista.

Francisco Bochatón – “Pinamar”
Una de las melodías mas lindas de los ultimos años, y el misterio que siempre trae Bochatón en frases como: “el viento que quería que te quedes, sabiendo que no quiero que te quedes”.

Acorazado Potemkin presentará sus canciones (¡y algunos adelantos del disco que se viene!) el viernes 2 de junio en Salón Pueyrredón, con la banda uruguaya ETÉ & Los Problems como invitados.

Pez en Niceto

Lo que no se puede negar es que Pez es fiel. El cuarteto se entrega sin dudas en cada uno de sus shows a su público, feligreses admiradores de Minimal y compañía. Un romance entre cada uno de los miembros de la banda con los cientos, miles que los van a ver cada vez que tocan. Se entregan a sus canciones y sus distorsiones, a sus estribillos y experimentaciones. El ida y vuelta tiene historia, y este show en Niceto fue otra prueba más de que el amor existe.

Dedicados a alimentar cada milímetro de mística que mantienen desde hace años, Ariel Minimal, Gustavo “Fósforo” García, Franco Salvador y Juan Ravioli abrieron su segundo Niceto (el primero fue el viernes 5) con la marcha imperial de Star Wars y a partir de ahí todo fue galáctico. El primer tema original fue “Os Garcas”, una proclama que habla de la situación actual aunque haya sido publicada en 2013. El resto del recital fue un paseo por sus discos anteriores, en la ruta de “La estética del resentimiento”, “Para las almas sensibles” y “Todo lo que ya fue”. De su último disco “De la Vieja escuela del Amor”, y de su próximo trabajo pronto a editarse, “1986”.
La duración del show de Pez nunca se puede determinar concretamente a no ser que se tenga un cronómetro. En este caso fueron 27 temas en un bloque redondo. El sinfín de canciones que tocan desde 1993 varía en cantidad y estadíos: himnos, experimentos, estribillos y guitarra, muchas guitarra.

“El Cantor”, “Rompe el alba/Lo que se ve no es real”, “Introducción, declaración, adivinanza”” y “Caballo Loco” fueron los temas encargados de cerrar la lista de otro de los tantos shows demoledores que dan los Pez. Uno más y van…

Por Clara Sirvén
Foto Martín Santoro (Gentileza Pez)