Discos

“El Disco Robado”, de Placard

En su tercer álbum, el proyecto de Mike Barrenechea y Laura Carbajal se sobrepone a un evento desafortunado para lograr el trabajo más sólido de su carrera. Ellos mismos lo cuentan en esta #TerapiaAlDisco

“Se llevaron hasta el jabón y la pasta de dientes”. Es abril de 2015 y el que habla frente a un puñado de micrófonos es Miguel “Mike” Barrenechea. Su casa en el porteño barrio de Villa Mitre había sido desvalijada, sus padres maniatados y golpeados, y como corolario de pérdidas los ladrones se llevaron el disco de Placard, el disco en el que venían trabajando, el disco casi terminado, “El Disco Robado”. A partir de allí empezó a circular el listado de instrumentos afanados: cuatro guitarras, un sintetizador, una mandolina, muchos pedales, amplis y varias cosas más, que de algún modo volvieron gracias al apoyo del circuito indie y la realización de festivales y diversas movidas a beneficio. Por eso este nuevo álbum no es uno más. Representa el esfuerzo de mucha gente, de amigos, de colegas, y fundamentalmente de Mike y Laura Carbajal, papá y mamá de Placard. Y el resultado es sólido. Siete canciones pegadizas, con ánimo, con ganas de sobreponerse a la adversidad, con espíritu y proyección. Hay guitarras, sintetizadores y las voces de ambos se entrelazan una y otra vez formando caminos circulares con sus palabras. “Y lo que espero está en otro río por eso nunca nos cansamos de tanto seguir adelante sin pensar”, canta Laura en “Flecha rota” y uno se pregunta cuánto hay de autobiográfico en esa frase después de lo que les pasó. Por eso es mejor que hagan #TerapiaAlDisco y ellos mismos lo expliquen:

-“Bien Adentro”
“Queríamos hacer una canción muy distinta a todo lo que pasó en Amor en el Fin del Mundo: la idea principal era armar una canción con mucha energía y que tuviera casi siempre el mismo acorde, o bueno, una fuerza en la repetición. Con el tiempo se sumaron partes y mantuvo la fuerza de hipnotizar y envolver. Y pasó algo curioso: teníamos la parte del final suelta, nos gustaba mucho la onda; la canción terminaba un par de minutos antes, al final del solo de sintetizador. Ahí sumamos la parte del medio, una mezcla de grabaciones ambientales, sintes, sonidos de monedas, estufa, rasgadas y otros timbres. Quedó muy loca en estudio e invita a sumergirse. Todo ese segmento nació para el vivo, porque queríamos que Placard empezara a tener ese diálogo y carácter de las jams: el saber que de acá a acá pasan x cosas, después se vuela todo y se vuelve con ‘la llamada’. Esto también lo hicimos para el vivo de Flecha Rota y Playa. Y es más, lo veníamos incubando desde que tocamos Playa, hace unos años. Esta fue la mejor forma de despegar de Amor en el Fin del Mundo e incorporar más diversión y búsqueda a la banda. Bien Adentro abre El Disco Robado, nuestro tercer disco de estudio, nuestro primer disco de estadio”.

-“Me iré”
“Nunca pensamos que íbamos a incluir en un disco nuestro una canción cuya letra es solamente una frase que se repite todo el tiempo, pero lo hicimos… ¡y quedó buenísima! Dura casi nada y tiene todo lo que esperaría de una canción de rock al palo”.

-“Flecha Rota”
“Es una de las canciones que más nos representa hoy en día, por la letra y la variedad de intensidades. Cuando estábamos en el proceso de composición, habíamos comenzado escribiendo una letra de amor romántico, un poco tristona tal vez, y Juan Martín, que grabó las baterías de todas las canciones y en ese momento estaba tocando con nosotros, nos hizo un comentario onda “ustedes siempre con el desamor, me quiere, no me quiere”. Ese fue el disparador para que brotaran las palabras que finalmente quedaron, que hablan de otra cosa, algo más introspectivo y rutero. El final es la banda de sonido de ese segundo eterno en el que se te para el corazón en el camino”.

-“Tengo miedo”
En algún rapto del 2015 se esbozó un estribillo pegadizo (“Tengo miedo de que escapes y me digas que ya es muy tarde”). Nos dio trabajo encontrar los versos, como frasearlos, y ese laburo nos trajo la letra. El miedo de no poder quedó latente en la canción. Y a la vez nos quedó valiente. Es la otra canción bailable del disco y tiene una aproximación moderna y un sentir robusto; la escuchamos de nuevo en una autopista y fue muy llevadero todo, desde los versos, los puente que aprietan y los estribillos que abren”.

“Playa”
“Es una de las canciones más históricas de Placard. De alguna forma contrasta con las estructuras actuales de hacer música y es la canción más loca del disco. La tocamos en vivo miles de veces pero nunca antes la habíamos grabado en estudio. Hasta hace un par de años, no tenía el viaje que aparece en la mitad de la canción. Eso se fue originando en los ensayos, y luego Mike se inspiró especialmente a la hora de grabar los teclados. En un principio pensábamos que Playa merecía ser grabada con todos tocando a la vez porque nos resultaba difícil creer que íbamos a poder transmitir lo ecléctico de la canción grabándola instrumento por instrumento, pero finalmente ese fue el modo en que lo hicimos y estamos muy conformes con el resultado. Suena fuerte, ciclotímica y catártica, como debe ser”.

Placard tocará (en formato “dúo pistero” el sábado 3 de febrero en el encuentro Frescura #63, junto a Ala Moro y Motel Montpellier, y el jueves 22 en banda en el lanzamiento del Linyera Zine, junto a Romi Pof y Expediciones Científicas. Ambas fechas son en Vuela el Pez, Av. Córdoba 4379 (CABA)