Discos

“La Sed”, de La Triple Nelson

Analizamos junto a su cantante y guitarrista Christian Cary el nuevo disco del trío uruguayo, que los terminó de afianzar como uno de los estandartes del rock de ese país.

Durante sus casi 20 años de carrera, La Triple Nelson se convirtió en un símbolo del blues rock uruguayo. Desde su formación en 1998, el trío que hoy conforman el cantante y guitarrista Christian Cary, el bajista Fernando “Paco” Pintos y el baterista Rafael Ugo, editó seis discos de estudio en los que intentó encontrar el conclave entre esos dos estilos y el espíritu de Montevideo. En La Sed, su último trabajo (editado en 2016 del otro lado del charco y en 2017 de éste), parece haber encontrado el punto justo de maduración. Lo dice la industria uruguaya (obtuvo los prestigiosos premios Graffiti como “Mejor Album de Rock y Blues” y “Mejor Banda del Año”) y también lo dice el público, que después de tanto yugar ya los acompaña mucho más. ¿Cómo lo lograron? Como primera medida no traicionaron su historia apostando a canciones fáciles llenas de fórmulas remanidas. El camino musical de La Triple Nelson es pedregoso pero en esta ocasión supieron sintetizar más todo. Los solos no son eternos, la canción se muestra pura, la voz de Cary se luce más que nunca. Y sigue siendo La Triple Nelson. A nivel interno sumaron a un tecladista (Manuel Contreras) que les dio el aire que necesitaban para terminar de reposar la música en la canción. Aunque para Cary hubo otros factores que no deberían ser pasados por alto: “Se dio la particularidad que todos estrenamos algún instrumento nuevo. Rafa una batería Sonor Pro Lite increíble, Paco un bajo Warwick tremendo, Manu se dio el gusto de grabar con un Rhodes verdadero y yo estrené una Gibson Les Paul de 1989 hermosa. También eso ayudó a la gran sonoridad que tiene el mismo”, le confiesa el líder del trío a Soy Rock desde Montevideo. Y hay más. “Grabé todas las voces en el estudio Vivace donde grabamos todo el disco pero al llevarme para escuchar en casa enseguida me di cuenta que nada de lo que había cantado había llegado a la interpretación que realmente yo quería. Fue entonces que terminé grabando en el fondo de mi casa todas las voces y coros del disco nuevamente. Armando lo que denominé “El Nido Records” ya que al no tener el lugar con la aislación necesaria, terminé armando una especie de casita de niños con colchones y acolchados logrando así junto a un buen micro y un buen pre lo que hoy se escucha en el disco, no quedó ni una sola de las voces que grabé en el estudio. La verdad que fue una de las mejores decisiones que tomé en los últimos años, cuenta. O sea que algo que para otro artista podría haber sido una situación catastrófica, en este caso terminó por definirlos a nivel sonoro. ¿Cómo fue el proceso de grabación? ¿Cómo se gestaron las participaciones de Emiliano Brancciari y Rubén Rada? ¿Cómo llegó un clásico de Luis Alberto Spinetta al tracklist final? Todas las respuestas las da Christian, en este análisis de cinco canciones clave para entender La Sed:

-“Cielo Todo Gris”
Una de las canciones que más gustan en los shows en vivo, empieza lento y revienta en el estribillo. Cuando le dimos tres temas a Emiliano Brancciari de No te va Gustar para que eligiera la que más le gustara, la eligió y terminamos en un dúo vocal que ni yo pensaba que podíamos lograr con tal empaste de las sonoridades de ambas voces. En este último disco La Sed llegamos al mejor sonido de todos los anteriores.

-“Ya no compro”
Canción que compuso en su inicio Paco Pintos, cuando me la mostró era como un blues de Pappo más o menos y no nos terminaba de cerrar, en una de las juntadas a componer le inventé ese riff que tiene en la grabación y agarró para el lugar que queríamos llegar. En este tema tenemos de invitado a uno de los más grandes exponentes de la música uruguaya Rubén Rada quien sin haber escuchado la canción antes, llegó al estudio nos pidió para escucharla, ver la letra y entró a cantar, lo hizo de primer toma increíblemente, tal fue el asombro de nuestro ingeniero de sonido Ariel Lavigna que ni bien se fue nos hizo el comentario que esa había sido la participación más rápida de toda su carrera.

-“Xili”
Una canción de amor, para mi compañera de vida. Esta fue la que más me costó al grabarla en el disco, tuve que ir bajando y bajando hasta llegar al coloque que necesitaba para trasmitir de verdad. Es una de las dos canciones del disco que están en afinación Bemol (algo así como más grave que las demás en su sonoridad) y por eso ya destaca desde el comienzo. En todo el disco tuvimos de invitado a Manuel Contrera en teclas y en este tema metió un piano precioso. Él ya es parte de la banda como invitado fijo en todos los shows. Me plantee para este disco buscar no cantar todo con los agudos que me caracterizan y en gran parte de esta canción fue donde más pude lograrlo.

-“Caballos”
Esta canción de Paco Pintos es otra de las que más piden en vivo. La letra debería explicarla él, pero se que no le gusta explicar sus letras. Es un tema bien con formato “canción” y con la banda pudimos darle un buen desarrollo, a mi me parecía que necesitaba subir al final y luego de plantear una idea terminamos dandole un giro que la favoreció mucho.

-“Tu nombre sobre mi nombre”
Un día teníamos que ir en el auto de Paco a una nota o algo así y cuando subí estaba escuchando un disco de Spinetta que tenía (creo) la única versión que había de esa canción que era la del acústico MTV. La escuché y pregunté por ella a lo que me dijo que era una que le gustaban mucho (Paco es muy fan de Luis) y enseguida le dije “para mí tenemos que hacer una versión para el disco” y hacerla más pesada o densa y mantener la estructura. Se la mostramos a Rafa Ugo y le pareció que podía ser y así terminó en una versión que nos gustó mucho.

La Triple Nelson tocará el jueves 2 de noviembre en Teatro Crisoles de La Plata, el viernes 3 en Sociedad Italiana de Morón y el sábado 4 en El Refugio de Banfield. Junto a ellos los también uruguayos Once Tiros.