ENTREVISTAS

José Palazzo

"Charly va a tocar si se siente bien y los médicos le dan el ok"

José Palazzo presentó la grilla del Cosquín Rock 2017 en medio de una rueda de prensa y avisó que la presencia de García en el Escenario Temático Rock 50 Años depende de su estado de salud porque ganas no le faltan.

–¿Qué pasó con las bandas que no están este año?
–Babasónicos está con un espectáculo acústico. Pensamos en hacerlo en la carpa como en su momento hicimos con Madera Microchip de Catupecu Machu, y ellos creían que la estructura que usan no daba para armarla en una carpa. Entonces van a tocar a la semana siguiente en el Teatro Libertador San Martín de Córdoba. Eruca Sativa prefirió tocar en México y me pareció bien porque para poder bancarse esa gira tienen que hacer varios conciertos, entonces tocan el 18 en el Cosquín de Guadalajara y después se quedan por allá hasta los primeros días de marzo. Me pareció razonable y además son recontra pollos míos, tocan desde siempre en Cosquín. Catupecu Machu tocó los tres días el año pasado y entonces busqué espacio para otros artistas. Las Pastillas del Abuelo me dijeron que iban a hacer un parate por enero y febrero.

–¿Por qué no está 2 Minutos?
–Porque tuvimos muchos problemas con ellos cuando estuvieron en el 2006 en el Escenario Punk. Uno de ellos agredió con un bate de béisbol a un chofer de una combi, en un acto muy cobarde, porque eso no es lo mismo que agarrarte a los bollos. A partir de ahí, cada vez que arrancan un show en Córdoba gritan “Palazzo, la concha de tu madre, 1-2-3” y empiezan. Tengo muchos dolores de la cabeza ya como para sumarme otros.

–¿Cómo vienen los Cosquín Rock en otros países?
–Hacemos Perú en septiembre y se va a agregar otro país más. Estamos trabajando un proyecto para trabajar con empresarios locales que nos ayuden a desarrollar el festival. En México tenemos capacidad para 18 mil personas y ya está agotada la primera etapa que son 5 mil. Impresionante. Porque Alejandro Tavarez e Ismael Montoya, que son mis hombres allá, pudieron juntar a Los Caifanes, Café Tacuba y Panteón Rococó, que son tres artistas muy importantes. A ellos, además, les interesaba poder desarrollarse en Argentina vía Cosquín Rock. Y ojalá pase al revés también. Porque en México hay amor por el rock argentino pero es nostálgico. Los jóvenes consumen lo que escuchaban sus padres en los 80. Espero que el Cosquín Rock pueda hacer que bandas argentinas de ahora puedan empezar a sonar allá.

–¿Y el escenario La Casita del Blues cómo surgió?
–De cuando estuve en el Festival de Blues de Chicago que me volvió loco. Va a ser un reencuentro con artistas que hace mucho que no veía como Botafogo, por ejemplo.

–¿Te costó cerrar a Los Fabulosos Cadillacs? Nunca habían estado.
–Desde que volvieron en 2008 que estoy tratando que me den bola. Pero justo estaban con ganas de hacer show propio en Córdoba y pude cerrarlos para Cosquín Rock.

–¡Encima el día que toca Skay Beilinson!
–Cuando le comenté a él y a la Negra Poly que los quería poner el día de los Cadillacs y los grupos mexicanos, me dijeron: “¡nos encanta”. Es un lindo simbolismo que los Cadillacs toquen con los Redondos. Además, ese día toca Shoot The Radio, que es la banda de Zeta Bosio. Soda, los Cadillacs y los Redondos. ¿Qué tal?

–¿Por qué es tan difícil tener artistas internacionales en la grilla?
–Por la época del año y porque dependemos de que Brasil les compre tres o cuatro fechas para que decidan bajar hasta acá. Si no, ni siquiera me los cotizan los shows. En un momento estuve cerca de ZZ Top, que no iba a hacer la diferencia, pero a mí me encantan, y nos pasamos 5 meses tratando de cerrarlos, nos dieron el ok, salvo que les saliera en la misma época una gira de bares para 15 personas en Estados Unidos. Y pasó eso.

–¿Hay posibilidades de que Charly García se junte con Pedro Aznar y David Lebon en el Escenario Temático?
–Hay un montón de aspectos vinculados con la salud. Y yo lo adoro. ¿Para qué voy a anunciarlo o forzarlo a que vaya? Yo no lo quiero presionar ni exponer. Si él está bien, los médicos le dan el ok y quiere venir, perfecto. De todos modos, el principal presionador es él. Tres veces me dijo “¿y yo por qué no estoy?”. Yo le estaba justo comentando a Mecha, su novia, de este escenario de los 50 años del rock argentino porque va a haber muchas movidas con eso el año que viene.

Foto: Facu Suárez