ENTREVISTAS

Los Campos Magnéticos: Nada importa si bailamos

Hace casi 10 años Alvy (Singer), Nacho (Rodriguez) y (Seba) Rubin se zambulleron en la caótica idea de reversionar a The Magnetic Fields y salieron airosos. Disco en 2011, varios shows y después nada. Cada uno con sus varios y variados proyectos, desde 2014 no había noticias de la NO banda tributo. Hasta que el anuncio de que tocan mañana revivió a los fanáticos dormidos.

¡Hay más ANR! Sacaron con Los Campos Magnéticos un nuevo single y este 6 de junio vuelven a Niceto como el trío que honra, homenajea y reivindica a uno de los incomprendidos de la música: Stephen Merrit.

– ¿Por qué eligieron en primer lugar homenajear a The Magnetic Fields cuando sacaron Vol.1 y Vol.2, y por qué vuelven a hacerlo ahora, 7 años después?

Alvy: Fue algo que, en lo grupal, se dio casualmente. Los tres veníamos, de alguna u otra manera, tocando canciones de la banda, traduciéndolas, sin tener una motivación específica detrás, más allá de lo estrictamente lúdico y partiendo de una admiración hacia el cancionero de Stephen Merritt. Cuando tomamos conciencia de esta casualidad y se alinearon los astros, empezamos a hacerlo juntos, por el placer mismo de cantar canciones que nos gustan. Creo que ese fue un poco el motivo principal que nos unió entonces y nos une ahora. Por otro lado, cuando, como melómano, te gusta una banda, querés que todos tus amigos la escuchen. Así que en lugar de armar un mixtape en un casete o un CDR, decidimos meternos en este quilombito hermoso de traducir y reinterpretar el repertorio maravilloso de Magnetic Fields. ¡Y grabarlo y editarlo! En el fondo, no hicimos más que eso.

–En una nota en 2012 les preguntaron si se identificaban con algún tema de Vol.1 y Vol.2. Seba y Alvy respondieron que con “Qué gracioso”, Nacho dijo que es “El galán de la Paternal”. ¿Quiénes son hoy?

Rubin: Si te referís a con qué canción del repertorio del trío me siento más identificado ahora, sería “Hagamos como los conejos”. No, es broma. No, no es broma. Sí, es broma. Que no.

Alvy: ¡Qué pregunta complicada! Depende el momento del día, pero voy a elegir una más arriba: “Como un pollo degollado”.

Nacho: Yo sigo siendo “El galán de la Paternal”.

–¿Cómo es el proceso de elección de tema, traducción, adaptación?

Rubin: Un poco tiene que ver con la factibilidad de ser traducidos, que la versión en español suene natural y respete el sentido y el tono del original. Estas son restricciones que no se pueden  eludir y ya de por sí acotan bastante el universo de canciones a elegir. “Reno Dakota” es un ejemplo de canciones intraducibles en este sentido, digo, si no querés perder información que hace al core del tema en la traducción. Y lo segundo que tenemos en cuenta es que nos gusten y diviertan cantarlas, así de sencillo. Afortunadamente, Merritt es muy prolífico y tiene muchísimas canciones para elegir.

Nacho: Las cosas que uno se entera…

–¿Cuánto se tienen que limitar para no meter algo propio en cada tema?

Alvy: Toda traducción es una reescritura y siempre, inevitablemente, va a haber algo de uno en lo que traducís, es la naturaleza del proceso. Los límites están en lo que te contaba antes, en que no se pierda el sentido o tono del original. Merritt tiene una manera muy identificable de escribir y hubo que trabajar mucho en encontrar y preservar ese tono específico del autor original en las versiones.

–“Ya habrá tiempo para el rock and roll después”. ¿En qué piensan ustedes con el término “rock and roll”? Y en ese plan, ¿después de qué?

Rubin: La versión original de los MF se apoya en el juego de palabras entre “rockear” y  “mecerse” como en una silla mecedora, como las que usaban nuestras abuelas y por eso en inglés dice “ya habrá tiempo para rockear/mecerse cuando seamos viejos”. En nuestra versión, por esas cosas que tienen las traducciones pero también por el sentido que se le da a la frase “rock and roll”,  incitamos un poco a bajar los decibeles. En mi caso, es bastante literal, porque con Los Andes (ahora) y con Rubin y Los Subtitulados (antes) tocamos en formaciones de power pop clásico y bien eléctrico y el trío me da un poco la oportunidad de explorar el lado más acústico y sutil de la vida.

Alvy: ¡Después del mundial, como todo!

–¿Qué están preparando para la fecha en Niceto?

Nacho: El show de Niceto es un reencuentro, con nosotros como trío (ampliado con Euge Brusa y Pablo Font), con el repertorio y con la gente que siempre nos acompañó y que durante estos casi cuatro años de ausencia de los escenarios nos preguntó cuándo volvíamos. La idea, después del show, es seguir encontrándonos con más canciones, ir grabándolas de a poco, y presentarlas en vivo en distintos formatos. No tenemos un plan y nos gusta bastante que así sea.

Rubin: En realidad sí tenemos plan: inmediatamente después del show vendrá al camarín nuestro amigo Pato de “Milagros Deli” con unos sándwiches de pastrón increíbles. Después de eso, como dice Nacho, nos seguiremos encontrando.

Alvy Nacho y Rubin interpretan a Los Campos Magnéticos, tienen nuevo single y se presentan el 6 de junio a las 21 en Niceto, Niceto Vega 5510, CABA.

 

Foto: Gentileza Manu Roldán para Los Campos Magnéticos.