ENTREVISTAS

Lula Bertoldi

"No cambiaría nada de lo que hicimos en estos diez años con Eruca Sativa"

La vocalista y guitarrista del trío participó del cierre del Taller de Periodismo Musical 360° que Soy Rock dictó durante este mes. Estas son las diez frases más destacadas de la charla.

Su vida antes de Eruca Sativa, la relación con sus compañeros de banda, las giras, los Grammy, Cerati, el folklore y Led Zeppelin. Ningún tema quedó por tocar en la charla que Lula Bertoldi tuvo con los participantes del primer Taller de Periodismo Musical 360° que el staff de Soy Rock brindó durante los miércoles de septiembre en Espacio Enjambre (Palermo, CABA). Una conferencia de prensa que sirvió como cierre de los cuatro encuentros que tuvieron como objetivo crear un espacio de reflexión para generar herramientas para desarrollarse en el medio. Estas son algunas de las frases más relevantes de la jornada:

-“Si no hacía música me iba a deprimir mucho y mi vida iba a ser una porquería. Siento que no podría vivir sin la música, y que si no me hubiera dedicado a esto no sé si sería el tipo de persona que soy hoy, si tendría en la cabeza las cosas que tengo hoy”

-“Desde el primer día que nos juntamos en la sala de ensayo con Eruca Sativa decidimos que queríamos hacer esto. Nos salía fuego de los ojos, directamente. Fue muy químico todo, como cuando te enamoras de alguien a primera vista. Fue amor musical, un sentimiento muy fuerte, de que íbamos para el mismo lado y nos entendíamos incluso sin ser tan amigos. Porque nosotros no éramos amigos de la secundaria, ni hacía diez años que tocábamos juntos, como pasa con muchas otras bandas que aprendieron a ensamblarse desde pequeños. No nos conocíamos tanto. Incluso nuestro primer disco, al que grabamos cinco meses después de ese día, tuvo una gestación difícil porque si bien había química musical aun no nos conocíamos mucho. Nos conocimos en el camino y hoy somos familia, Cedimos muchos egos para lograr que esta banda vaya para adelante”.

-“No cambiaría nada de lo que hicimos en estos diez años juntos. Todo lo bueno y malo que pasamos no hubiera sucedido. Y eso que todavía no pasó nada, porque siento que estoy recién empezando a abrir la puerta. Esto recién empieza para mí. Todavía tengo mucho que aprender, no podría cambiar nada por ahora”.

-“Mi maestro, que hoy no está y es Titi Rivarola, una vez me dijo ‘te invitaría a cantar “Black Dog” de Led Zeppelin porque es tu onda, pero te voy a desafiar y vamos a hacer una vidala’. Y ahí apareció ‘Amor ausente’ que hoy en día es una canción que no puede faltar en un show de Eruca. Cuando no te esperas algo y te lo planteas como un desafío, es como que la vida te sorprende. Esa vidala terminó siendo más fuerte que Zeppelin. Y entendí que el folclore tiene un poder en sí mismo que me emociona el doble que el rock”.

-“Me hubiera gustado haber conocido a Gustavo Cerati. Pero me pasan esas cosas locas como que fuimos a tocar a Colombia y coincidimos con el estreno del Cirque du Soleil allá. Volvimos en el avión y por esas casualidades de la vida nos pasaron a primera a todos, porque había una vacante. Los ‘chucanos’ (sic) de Eruca Sativa en primera, imaginate. Me siento y al lado mío una chica más grande que yo, que también volvía para Buenos Aires. Después de un rato saco de mi mochila la biografía de Cerati que escribió Maitena Aboitiz. La chica me mira y me dice ‘que bueno que estás leyendo ese libro. Yo soy la mamá de Guada (Mujica Cerati, la ilustradora del libro) y ella es Laura, la hermana de Gustavo’. Así que fue hermoso, porque charlé un montón, conocían a la banda y estuvo divino. Son cosas mágicas que nos conectan con otros artistas”.

-“La ventaja de ser un trío está en lo claro que están los roles a la hora de tocar. También es una desventaja porque se agota rápido y tenés que buscar como renovarte. Es uno de los motivos por los que para Barro y Fauna buscamos un productor externo. La esencia de la banda es que siempre seamos distintos. En eso es que recurrimos a otras personas también, como nunca. Estuvimos mucho tiempo buscando productor, desde Blanco. Pero no encontrábamos a nadie que nos representara artísticamente, no nos generaban intriga ni misterio. Con Adrián Sosa nos pasó que hicimos la prueba piloto con ‘Nada salvaje’, que salió un año antes de Barro y Fauna. Con nuestros tres discos anteriores grabamos, mezclamos y salimos, todo de una. Compusimos ‘Nada salvaje’, la grabamos y nos pareció horrible la mezcla. Era horrendo, no queríamos que salga a la luz así. Ahí nos acordamos de un mail que nos había llegado nueve meses atrás, de Adrián, en el que se presentaba y nos decía que quería laburar con nosotros. Así que se lo mandamos como estaba para ver que hacía. Y nos devolvió lo que quedó en el disco, así tal cual. Nos dió una visión nueva sobre nuestro trabajo. Ahí decidimos trabajar con él”.

-“Nosotros somos fieles a nosotros mismos. De esa manera a la gente que te escucha le va a gustar lo que hagas, porque sos honesto. Al tocar fibras sinceras con nuestras canciones transmitís algo puro y transparente”.

-“La banda sigue siendo muy artesanal. Hay cosas que no hacemos, obviamente, porque adquirieron una magnitud que ya no puedo abarcar, pero por ejemplo las redes sociales están manejadas por nosotros. Y somos muy obsesivos con esas cosas, porque la banda comunica a todo nivel, desde ahí hasta el color que se usa en el escenario. Es muy difícil que no estemos en todo, supervisando al menos”.

-“No me veo fuera de Eruca. Es una charla recurrente con Nico (Sorín, su pareja, también músico). Cuando un artista se plantea una carrera solista es porque tal vez no tiene el espacio en su propio proyecto de hacer lo que le gusta. Pero yo tengo tanta libertad en la banda y tanto espacio para moverme con mis compañeros… Primero porque son unas bestias tocando y también porque tienen una amplitud musical que les permite hacer lo que quiero hacer. No sé que podría hacer en una carrera solista. En Eruca tengo todo”.

-“Siempre mis canciones hablaron mejor que yo”

Estas son todas las interacciones generadas por los participantes bajo el HT

En noviembre se viene una segunda edición del taller dictado por Marianela Insua Escalante, Pablo Mileo y Leo Ros, el staff de directores de Soy Rock. Para informes escribí a [email protected]