ENTREVISTAS

Pilsen

"Que lástima que la gente no entró al Congreso y cagó bien a trompadas a lo que votaron esa ley"

El grupo, que reflotó Pil Trafa, cumple 25 años y lo celebra este viernes 22/12, en Uniclub. Cono podía ser de otra manera, Pil y Tucán no sólo hablaron del proyecto musical, sino que dispararon con munición gruesa sobre lo que ocurre en el país

Charlar con Pil Trafa es un placer: no sólo de rock se puede hablar, sino que las temáticas sobre literatura, política y otros géneros musicales también transcurren fluidamente. La excusa para encontrarse es la celebración de los 25 años de Pilsen, la banda que armó en 1992 cuando se separó de Los Violadores, y la reciente salida del disco en vivo Pils3n, en el que repasan buena parte de Bajo otra bandera (1993) y Bestiario (1994), los únicos dos álbumes en estudio que editaron. La cita será este viernes 22/12, en Uniclub (Guardia Vieja 3360), en donde habrán “algunas sorpresas”. Es por eso que, acompañado por Tucán, guitarrista y compañero de ruta de muchos años, Pil disparó definiciones contundentes sobre el rock actual, la situación social, Los Violadores y los proyectos que tiene en mente. 

¿Qué fue lo que motivó esta vuelta de Pilsen?

Pil Trafa: Nosotros tuvimos con Los Violadores unos años especiales, con el Tucán. En un momento desapareció todo esto, estuvimos un año sin tocar, que fue la vez que más estuve sin actividad. Después nos juntamos, yo había hecho un disco solista electroacústico y empezamos a ponerle Pil a la banda. Tucán volvió, con Tulio, que es el baterista y entró Tomy, que es el bajista. En un momento teníamos que ponerle un nombre y dijimos: “vamos a ponerle Pil y Los Violadores de La Ley”. Es lógico que cuando Los Violadores se juntan a la par, ese nombre ya no quedaba. Antes del Luna Park habíamos juntado las dos formaciones de Pilsen. Después del Luna dijimos: “vamos con el nombre de Pilsen”.  Somos nosotros y le agregamos todos los temas que tenemos con Los Violadores, de esos años especiales, más los dos discos de Pilsen, más algunas cosas solista que hay por ahí y  el disco El Último Hombre de Pil y Los Violadores de la Ley. Pilsen era un nombre que ya estaba y nos gusta jugar un poco. Ahora le pusimos un tres por el tercer disco, capaz que le vamos a poner una ‘Z’ en algún momento, es sin molde la cosa. Ese es un motivo y el otro reflotar una banda que fue importante en los noventa. Nos damos cuenta con la gente que viene a vernos, porque es más joven que el publico de Los Violadores, de treintipico, cuarenta por ahí. El nombre está bueno.

Cuando volviste a tocar esos temas después de tanto tiempo ¿qué sensaciones te generaron? ¿Hay alguno que que quieras rescatar por sobre otros?

Pil Trafa: Hay muchos temas que me gustan. “6 Novelas” es mi favorita (en homenaje al escritor Osvaldo Soriano). Me gusta “Cucarachas para el desayuno”, por la letra existencialista. Del segundo disco: “Dónde habías estado” e “Iván fue un comunista”.  “6 Novelas” lo estamos haciendo con la Fernández Fierro, con seis cuerdas. Nunca en la vida pensé que podía estar cercano a algo de eso.

Tucán: El 17 de  febrero vamos hacer un show con la Fernández Fierro en el teatro Margarita Xirgu. A lo que ya hicimos, en los recitales anteriores con ellos,  le vamos a agregar varias cosas más, como “Casas Rojas”, con cuerdas, nosotros haciendo temas de ellos roqueados, las chicas cantando canciones con nosotros, Pil cantando con ellos. En el disco El último hombre hay muchos temas interesantes como “Northwestern Song”, hay un monto de temas que están muy buenos. Del último disco estamos haciendo 6,7 canciones. Significa que a la gente les gusta. “Casas rojas”,  “Nonsanto”, quedaron como clásicos. También “Dioses y faunos”, que va a estar por siempre en la lista. 

¿Cómo viene el proceso de grabación del nuevo disco y que temáticas vas a tratar en las canciones?

Pil Trafa: Tenemos uno que roza a Borges. Es difícil porque lo de Borges son genialidades. Un quiere inmiscuirse en algo de eso. Se llama “Un punto dentro de otro”. Hay otro que se llama “El nuevo Tinello”, que es un muñeco terrible de la televisión, que te idiotiza y el otro es “Greenwich soroche”, que es sobre una atentado mundial al meridiano. Son formas de tirar todo a la miércoles. Estamos componiendo. El disco puede salir en 2018 en el 2019, no hay apuro. Ninguna compañía nos promociona.

En el disco debut grabaron dos temas junto al famoso ladrón Ronald Biggs, ¿qué recuerdos tenés de él?

Pil Trafa: Constantes borracheras. Tenía una papel higiénico con la cara de Thatcher. Era un personaje bastante divertido, inglés, pero también abrasilerado. Fue graciosos. Él grabo los temas, escribió las letras. Así lo hizo con las tres bandas que grabó, con los Sex pistols y Die Toten Hosen.

Otro de los que participó en la grabación de sus dos discos fue Steve Jones, guitarrista de los Sex Pistols. ¿Cómo resultó trabajar con él?

Pil Trafa: Un tipo parco, estaba con un problema de desintoxicación, muy callado y muy reservado. Pero después empezabas hablar y toda esa coraza se iba. Alguien de pueblo, descendiente de galeses, gente de la clase trabajadora británica más baja, que se crió en una habitación con cuatro hermanos. El tipo estaba saturado.

Tucán: El tipo toca bastante bien, musicalmente tiene claridad de lo que quiere. Había un solo que estaba como el orto y me dijo que lo deje así y yo se lo serruché y lo terminé. Era una locura que él tenía. Ahora está haciendo cualquiera en Instagram.

Tanto en Pilsen como en Los Violadores te interesaste por escribir canciones como “Sin ataduras”, “Guerra Total”, “Iván fue un comunista”, que tratan sobre política internacional ¿Cómo ves el panorama mundial con líderes emergentes como Trump y Putin?

Lo veo como en los ochenta y noventa: un paso atrás. El progresismo, lo que venia hacia delante, ahora es un retroceso. No lo veo bien. Hay muchos problemas geopolíticos, hambrunas en África. Nadie intenta solucionar eso. Hay trabajo esclavo en todo el mundo, vivimos para consumir constantemente, queremos cosas, no estamos satisfechos con nada. La humanidad pasa por un periodo de comunicación incomunicada. Mirá todos los aparatos que hay y a veces no nos hablamos entre nosotros. Latinoamérica está en un periodo difícil: la vuelta de la derecha, en todo lo que se había avanzado, retrocede mal.

En el 2009 sacaron con Los Violadores Rey o Reina, que hace una alusión metafórica respecto a la alternancia del poder entre el matrimonio presidencial de los Kirchner, cuestión que se cortó con la muerte repentina de Néstor. Ya pasaron varios años de ese disco y el gobierno hoy es otro ¿Seguís teniendo la misma lectura sobre el kirchnerismo?

El kirchnerismo paga un plato terrible porque se murió Néstor. Por supervivencia, generó un culto a la personalidad terrible de Cristina y no sacaron, como tanto hablan,  cuadros políticos. Por eso está la gente que está ahora. En base al kirchnerismo tenemos esta gente, desgraciadamente. Ahora empiezan aparecer nuevos tipos. Axel Kicillof  me parece interesante: habla de una economía keynesiana, reivindica a Marx. Son pocos lo que hacen eso hoy en día. Ese disco lo hicimos hace 9 años, en el próximo le vamos a dar a lo que están ahora.

¿Qué análisis te merece la situación política actual de ajuste económico y escalada represiva?

Pil: Una vergüenza: robarle a las personas, golpear y lastimar. Que lástima que la gente no entró al Congreso y cagó bien a trompadas a lo que votaron esa ley. Realmente se merecen que los caguen bien a piñas. Lástima que no se llego a eso. Parece barbarie, pero no. No había que matar a nadie, cagarlos bien a trompadas.

Tucán: Espero que algunos entiendan que no hay que votar a los patrones.

Pil: Es que la democracia es eso, vos delegás. El día que dejaste el voto se acabó. La mayoría son unos hijos de puta, no tienen ninguna convicción cuando se les da vuelta la torta, que el gobernador los aprieta… son una mierda. La democracia tiene cierta mentira. No hay otro régimen. Digamos la izquierda que quiere tomar el poder por las urnas. En realidad, la izquierda quiere tomar el poder por asalto, pero tenemos el caso de Chile. Mirá como termino todo. A Hugo Chávez se la vino abajo toda la economía. En lo que atañe a la música, hay un silencio de los músicos, los que en el gobierno anterior fueron militantes, deberían sacar la cara y decir: “me juego por mi proyecto, que fue el anterior, y ahora salgo a tocar gratis y a difundir un mensaje”. Pero no, los ves en la televisión pública cagándose de la risa y siguen usufructuando los medios del Estado.

Parece que el tango vuelve a tomar ese rol contestatario, con conjuntos como 34 Puñaladas, El Quinteto Negro de la Boca y Fernández Fierro.

Pil: Algo estoy escuchando, pero mucho tango viejo. Ya me pudrió el rock.

Tucán: Justamente mañana voy a tocar un tema de 34 Puñaladas y te juro que lo toco como si fuera con mi banda, son punks.

Pil: Al final, el tango termina siendo nuestro ADN. Siempre estuvo, está y estará con nosotros. Sigo escuchando rock, busco alguna que otra banda. Me gusta The War on drugs. Es una banda rara, extraña, norteamericana. Pero por lo general, escucho mucho tango y folclore.

Pregunta obligada: ¿hay futuro con Los Violadores?

Pil: No lo sé.  Por ahora no hay nada. Quizá sale un show el año próximo. Igual sería algo eventual. La carrera de Los Violadores ya finalizó. Todo lo que se pueda hacer de más es algún show, un revival, pasar algún momento, decir alguna cosa y nada más. No hay nada nuevo para hacer. Mi banda es Pilsen, nos llevamos bien y cada uno sabe los roles que tiene que cumplir. Lo otro, no sé. No tengo la menor idea que puede llegar a suceder. 

Foto: Gentileza Prensa