NOTICIAS

Ciro y Los Persas estrenó un video con la violencia de género como temática

En "Dale Darling" actúan Malena Luz Villanueva, Aymara Rovera, Luciano Cáceres y Rodrigo Noya

Ciro y Los Persas estrenaron recientemente el video de “Darle Darling”, que hace referencia a la violencia de género, tema que se ha vuelto central en la sociedad, gracias a la visibilización que se ha logrado a través de las luchas de las mujeres y el colectivo Ni Una Menos. “Le puso veneno en el durazno, y entonces lo llamó a comer. El tipo era bruto como un asno, y la golpeaba antes y después. Ella siempre lo disimulaba, hasta que un día, un buen día zafó”narra Ciro Martínez en esta historia que en el clip es protagonizada por la actriz Malena Luz Villanueva, quien interpreta a la joven que sufre las golpizas de su pareja y escapa de ese infierno. El video, que cuenta con la dirección de de Eduardo Pinto, fue filmado en El Chocón, un pueblo de Neuquén, y cuenta con las actuaciones de Luciano Cáceres, Rodrigo Noya y Aymara Rovera.

“Dale Darling”, perteneciente a Naranja Persa 2, será una de las tantas canciones que sonaran en el gran cierre de año que darán Ciro y Los Persas, el 15 de diciembre, en el Estadio de River Plate. Los grupos amigos que amenizaran la espera para el el concierto en el Monumental serán Lo Que Faltaba, Chucky de Ipola y La Chilinga (el ensamble de percusión que comanda el ex Piojo Daniel Buira).

“Dale Darling”

Estaba cada vez, pensando, en la vida cuando uno pasa escapando.

Escapando de ser pobre, de estar solo,
del dolor, cada uno lo hace a su modo.
A veces escapando,
corriendo hacia adelante,
buscando aturdirse mientras el cuerpo aguante.
Escapando de los padres, la pareja, los recuerdos,
la rutina, el fracaso, la derrota y los infiernos.

Le puso veneno en el durazno, y entonces lo llamó a comer.
El tipo era bruto como un asno, y la golpeaba antes y después
Ella siempre lo disimulaba, hasta que un día,
un buen día zafó.
Su madrina le armó la coartada,
y hacia la gran capital huyó.

Uh, dale darling, no podés decir que no.

Ella bailaba sobre la barra, y se cuidaba de tanto no tomar.
De las manos que parecen garras, y de las bocas que prometen de más.
Lo peor eran los jefes, en mi boliche, nena, soy el zar.
Entre todas se hizo la más fuerte, y de a poco empezó a liderar.

Uh, dale darling, no podés decir que no
Uh, dale darling, esta vez invito yo.

La chica tenía un amigo en el bar,
que siempre la escuchaba y la llevaba a su hogar.
Esa noche ella le contó su historia,
y él no entendió por qué nunca hacía memoria.
Hoy había visto a su cuñado policía
rondando en su casa, justo cuando salía.
Seguro no creyó lo que mi madrina dijo,
y el pibe contestó mientras la miraba fijo.

Que subamos a la autopista, que vayamos derecho hacia el sur.
Vemos el amanecer en la ruta,
dormimos de día en Bahía,
o en Santa Rosa, sí, por la cinco.

Si querés, podés venir conmigo, cruzaremos el desierto y más.
Sería bueno que agarrés un abrigo, y salgamos ahora mismo, ya,

Uh, dale darling, no podés decir que no
Uh, dale darling, esta vez invito yo.

Y podés bailar sobre la mesa,
cuando suene este rocanrol.
Solamente duraznos de postre, jamás te voy a decir que no.
Y podés bailar sobre la mesa,
cuando suene este rocanrol.
Solamente duraznos de postre, jamás te voy a decir que no.

Uh, darling,
Uh, darling,
Uh, darling,
Uh, darling.