NOTICIAS

A través de un comunicado, Iorio negó haber apuntado con un arma al policía

Además el músico grabó un video para saludar a quienes lo asistieron y se preocuparon por su situación, tras el incidente en Sierra de la Ventana

Ricardo Iorio ya está en su casa luego de declarar en la Fiscalía y pasar la noche del viernes en un hospital de Coronel Suárez. El músico tuvo un incidente con un policía en Sierra de la Ventana y se le abrió una causa por amenazas calificadas con exhibición de arma de fuego y resistencia a la autoridad. Ahora en un comunicado publicado en sus redes sociales, el ex Almafuerte agradeció la “inmensa cantidad de llamados preocupados por su bienestar” y aclaró que en ningún momento esgrimió un arma. “En todo momento fue víctima del accionar individual de personal policial de civil que en ningún momento se identificó y que sin mediar motivo lesionó a Ricardo provocándole una herida cortante en la frente, luxación de codo y hombro y rotura de ligamentos”, reza el comunicado que podes leer completo acá abajo. Además grabó un vídeo en el que agradece a los médicos y enfermeros que lo atendieron, a la Comisaría y a la Fiscalía de Bahia Blanca. Las lesiones que sufrió no le impedirán tocar el 2 de febrero en el Rock en Baradero, ni en Temperley, Rosario y Haedo, donde tiene pautada sus próximas presentaciones.

El sábado al mediodía Iorio fue abordado por un periodista de LaBrújula24 antes de ingresar a declarar y manifestó: “No todos los policías son iguales. No me pelee. Este hombre no me conocía, no era del pueblo. Hubo un malentendido y me sacó de lugar el codo. De ninguna manera lo amenacé con el arma. Ahora lo va a determinar la Justicia, hay testigos. Por supuesto que tengo arma, pero no para amenazar. Me muevo en los montes y hay jabalíes. Está legal, no estaba cargada”, relató el músico, quien agregó que estaba en Sierra de la Ventana “comprando sanguchitos para un festejito que íbamos a hacer a la noche para mi nena”, al mismo tiempo que negó la posesión de drogas que también se le imputó.