NOTICIAS

Músicas se unen a favor del aborto legal

"La maternidad será deseada o no será", proclaman en el comunicado que acompaña la canción que pide la aprobación de la ley.

En las calles de los diferentes centros urbanos de la República Argentina se percibe que se está viviendo un momento histórico. Todos los días, miles de personas portan el pañuelo verde de la Campaña por el aborto seguro, legal y gratuito, dando cuenta de la masividad que tiene la exigencia para dar lugar a un derecho a las mujeres, que fue largamente postergado. Desde la comunidad artística se ha levantado una enorme cantidad de voces que le piden a los diputados, que voten a favor de la ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo y que será votada, en primera instancia, el día de mañana. Es el caso de las Músicas Argentinas Activas, un colectivo ad hoc, en el que a través de una canción expresan su apoyo al proyecto de ley.  Mavi Díaz, Hilda Lizarazu, Andrea Álvarez, Julieta Laso (Orquesta Fernández Fierro), Valentina Cooke, An Espil, María Laura Alemán, Majo Leiva, Rocío Cuevas, Micaela Vita, Marina Monzón, Taisha Díaz, Rocío Katz, Mariana Michi, Rocío Iturralde, Lura Casarino, Rocío Alí, Luciana Juri, Silvia Aramayo, Ignacia Echeverry, Verónica Bellini, Elke Aimonino, Lisandra Sikorski, Salomé Tello, Eve Aznar, Flor Wosh, Marie Muchico, Lorena Mayol, Mica Farías Gómez, Karen Pastrana y Johana Sciar, son todas las mujeres participes de este proyecto.

“La idea de hacer este spot surgió de un grupo pequeño de amigas pero el entusiasmo, las ganas de luchar contagió a muchas otras y éste es el resultado”, explicó Valentina Cooke, impulsora del proyecto. “Legalizar el aborto es reconocer el derecho a la vida y a la salud de los cuerpos gestantes. El aborto legal es un derecho que no obliga a nadie a interrumpir su embarazo. El aborto clandestino pone en riesgo la vida de las mujeres pobres. El aborto es responsable de los abortos clandestinos y sus secuelas. Es hora de reconocer el derecho de las mujeres. Legalizar el aborto no es cuestión de religión. Es un derecho y un asunto de salud pública. Exigimos la separación de la Iglesia y el Estado. La legalización garantiza el acceso gratuito a la interrupción del embarazo en el hospital. La despenalización no obliga al Estado. Decenas de miles nos pronunciamos por el aborto legal. El Congreso debe escuchar la voz del pueblo. La maternidad será deseada o no será. Estamos unidas y somos cada vez más. Educación sexual integral para decidir. Anticonceptivos para no abortar. Aborto legal para no morir”, sentencian en un manifiesto.