NOTICIAS

Pez rompió el silencio

Después del anuncio de la vuelta a los escenarios tras las acusaciones de abuso sexual, Ariel Minimal publicó un comunicado en donde intenta aclarar la situación

“Hola, soy Ariel. Necesito expresarme. Y me cuesta. Y me da terror. Porque cada vez que lo hicimos, lo hicimos mal”, empieza el comunicado con tono autocrítico firmado por Ariel Minimal, guitarrista de Pez, en donde rompe un silencio prologando, tras la última entrevista que le dieron a la Rolling Stone, que dejó más dudas que certezas, a la hora de hace una defensa sobre las denuncias de abuso sexual que recaen contra Franco Salvador, baterista de la banda. Hace un poco más de un mes, Pez anunció que volvía a los escenarios, pero sin ningún tipo de preámbulo, lo que generó una escalada mayor de repudio en las redes sociales. “Es muy doloroso ver como se rompió el vínculo que teníamos entre banda y público. Y si desaparecimos de las redes no es por hacernos los boludos. Es porque no sabemos cómo comunicarnos con ustedes”, explica el guitarrista.

“Siempre me definí como obrero del rock. Músico. Esa es mi vida”, afirma Minimal. “Nunca me sentí arriba de un pedestal y quizás por eso mismo nunca fui capaz de entender la desigualdad entre artista y audiencia. Nunca fui consciente de ese privilegio, de esa diferencia…Me equivoqué en el modo de establecer vínculos con el público. Femenino y masculino. Desde habilitar situaciones que nunca tendrían que haber ocurrido hasta el modo de interactuar a través de las redes sociales”, agrega el músico. “Quiero dejar bien claro, que jamás forcé a nadie a hacer algo que no quiera en ningún ámbito de la vida. Yo también me arrepiento de cosas que hice años atrás, pero me hago responsable de mis decisiones”, se defiende ex guitarrista de Los Fabulosos Cadillacs.

“Nos han hecho dos escraches anónimos y este es un momento en el cual no existe modo de defenderse ni contradecir una acusación de este tipo. Pero tampoco es justo que nos hagamos cargo de cosas que no hicimos. Sabemos que cometimos errores pero también qué clase de gente somos. Y si salimos a hablar como banda de modo grupal es porque estábamos todos juntos y hay cosas en las acusaciones que no se condicen con lo que nosotros vimos y vivimos. No es porque tengamos un “pacto de machos””, argumenta Minimal. Tambien reveló que están haciendo terapia de grupo y que lo que pesa en su contra “no es una denuncia sino un escrache. ‘Un llamado de atención, les tiraron un piedrazo'”. “No podemos desaparecer. Feos así como estamos, acá estamos. Y si decidimos salir a tocar, no lo hacemos como un acto de soberbia. Sino porque no sabemos hacer otra cosa. Y no hablo de trabajo. Estos shows que tenemos por delante sólo nos van a ocasionar unas cuantiosas pérdidas y bastantes dolores de cabeza. No sé hacer otra cosa para seguir vivo. No es lo que hago, es lo que soy”, dijo el músico sobre el motivo que los llevó organizar estas series de recitales, sin mediar explicaciones. “Muchas personas, incluso la terapeuta, nos dijeron que ya no escribamos más nada. Que nos retiremos por el momento de las redes. Pero alguien que nos quiere bien y nos conoce, sabe de nuestra necesidad de expresarnos y de lo mal que lo estamos pasando en silencio. Y me dijo: ‘No le hables a los que sabés que te van a prender fuego de una. Hablales a aquellos que te escucharon durante todos estos años y necesitan una palabra de parte de la banda'”, justificó el vocalista. “Disculpas otra vez. No puedo volver el tiempo atrás, pero sí puedo intentar ser mejor de acá en adelante”, cierra el comunicado.

Pez se estará presentando el 14/9 en Rosario, el 15/9 en Córdoba y el 22/9 en la Ciudad de Buenos Aires. El grupo estrenó el tema nuevo “Por Amor” que viene incluido con uno cover de “Rezo Por Vos”, de Charly García y Luis Alberto Spinetta.

Comunicado completo:

Hola, soy Ariel.
Necesito expresarme.
Y me cuesta.
Y me da terror.
Porque cada vez que lo hicimos, lo hicimos mal.
Y me siento muy mal cada vez que leo alguna cosa de las que nos escriben por acá.
No piensen que no las leo o que no me importa.
Es muy doloroso ver como se rompió el vínculo que teníamos entre banda y público.
Y si desaparecimos de las redes no es por hacernos los boludos.
Es porque no sabemos cómo comunicarnos con ustedes.
Aún no sé cómo pero de todos modos lo intento…
Hace cinco meses que estoy aprendiendo a entender lo que pasó.
Creo que ustedes saben que nunca me sentí una “estrella de rock”.
Es más, siempre me definí como obrero del rock.
Músico.
Esa es mi vida.
Hacer canciones, ensayarlas, grabarlas y salir a tocarlas.
Nunca me sentí arriba de un pedestal y quizás por eso mismo nunca fui capaz de entender la desigualdad entre artista y audiencia.
Nunca fui consciente de ese privilegio, de esa diferencia…
Me equivoqué en el modo de establecer vínculos con el público.
Femenino y masculino.
Desde habilitar situaciones que nunca tendrían que haber ocurrido hasta el modo de interactuar a través de las redes sociales.
Pido disculpas por eso.
Fue un error.
Sé también, y quiero dejar bien claro, que jamás forcé a nadie a hacer algo que no quiera en ningún ámbito de la vida.
Yo también me arrepiento de cosas que hice años atrás, pero me hago responsable de mis decisiones.
El concepto de abuso de privilegio es algo nuevo que tenemos que entender y aprender no sólo los músicos, sino también el público.
Nos han hecho dos escraches anónimos y este es un momento en el cual no existe modo de defenderse ni contradecir una acusación de este tipo.
Pero tampoco es justo que nos hagamos cargo de cosas que no hicimos.
Sabemos que cometimos errores pero también qué clase de gente somos.
Y si salimos a hablar como banda de modo grupal es porque estábamos todos juntos y hay cosas en las acusaciones que no se condicen con lo que nosotros vimos y vivimos.
No es porque tengamos un “pacto de machos”.
Sé lo patético y poco rockero que va a sonar esto, pero estamos haciendo una terapia grupal con una especialista en el tema.
Y ella nos explicó que esto no es una denuncia sino un escrache.
“Un llamado de atención, les tiraron un piedrazo.”
Ok.
Nos la pusieron en el medio de la cara y con los dientes rotos y la sangre chorreando nuestra sonrisa quedó bastante fulera.
Pero no podemos desaparecer.
Feos así como estamos, acá estamos.
Y si decidimos salir a tocar, no lo hacemos como un acto de soberbia.
Sino porque no sabemos hacer otra cosa.
Y no hablo de trabajo.
Estos shows que tenemos por delante sólo nos van a ocasionar unas cuantiosas pérdidas y bastantes dolores de cabeza.
No sé hacer otra cosa para seguir vivo.
No es lo que hago, es lo que soy.
Muchas personas, incluso la terapeuta, nos dijeron que ya no escribamos más nada.
Que nos retiremos por el momento de las redes.
Pero alguien que nos quiere bien y nos conoce, sabe de nuestra necesidad de expresarnos y de lo mal que lo estamos pasando en silencio.
Y me dijo “No le hables a los que sabés que te van a prender fuego de una. Hablales a aquellos que te escucharon durante todos estos años y necesitan una palabra de parte de la banda.”
Bueno.
Acá estoy.
Disculpas otra vez.
No puedo volver el tiempo atrás, pero sí puedo intentar ser mejor de acá en adelante.
Y muchas gracias a todos los que se acercaron y nos acompañaron en estos momentos de dolor.