PINTÓ

5 canciones para conocer a Cat Power

La estadounidense Chan Marshall, mejor conocida como Cat Power, presentará Wanderer, su último disco, en la sala Razzmatazz el 1 de noviembre. Aquí repasamos la carrera de esta talentosa artista folk rock en cinco canciones.

“Cross Bones Style”

Moon Pix es considerado la obra maestra de Cat Power. Este álbum de 1998 fue escrito en su mayoría tras una alucinación que Marshall tuvo una noche cuando vivía en una granja en Carolina del Sur. Entre las canciones que se desprendieron de esa vivencia, “Cross Bones Style” es la que más se destaca. Aunque no llegó a ser single, la cantante decidió grabar un video inspirado en “Lucky Star” de Madonna para acompañarla.

“Werewolf”

En el 2003, Marshall vuelve a publicar You Are Free, un disco con material original después de cinco años. Esta vez contó con la colaboración de músicos como Eddie Vedder y Dave Grohl entre otros. “Werewolf” marca el tono del álbum. Es una canción simple pero, entre la melancolía de la voz de la estadounidense y la compañía de Warren Ellis en el violín, es un puñal al corazón.

“Willie”

The Greatest es el primer álbum de Cat Power que no incluye ningún cover. Todas las canciones fueron compuestas por la cantante. A diferencia de sus trabajos anteriores, este disco tiene un sonido más orientado al soul, pero no pierde la oscuridad que caracteriza a las letras de Marshall.

“Manhattan”

Luego de giras canceladas, declararse en bancarrota y algunos problemas personales, Cat Power decidió gastarse todos sus ahorros para financiar la producción de Sun, su noveno trabajo discográfico. Para este disco, la estadounidense eligió un sonido más electrónico e incursionó en el uso de sintetizadores y autotune por primera vez en su carrera.

 “Woman” ( con Lana Del Rey)

Tras separarse de su disquera porque le pidieron que suene más como Adele y ser madre; Marshall decide intentarlo de nuevo y graba Wanderer, su trabajo más reciente. En esta ocasión decide llamar a Lana Del Rey para cantar “Woman”, una canción que estaba casi descartada y terminó convirtiéndose en el segundo corte de difusión del disco.