PINTÓ

#AudioTrip: El ADN musical de Croacia

Te presentamos a cinco bandas imperdibles del país que será el segundo rival de Argentina en la Copa Mundial de Rusia.

Zona de conflicto. Con esas tres palabras podríamos definir rápidamente a esos casi 57 mil km2 de territorio que hoy es Croacia. Una historia signada por siglos de guerras, tiranos, uniones y desuniones hasta que en junio de 1991, tras el desmembramiento de Yugoslavia, los croatas pudieron declararse independientes. No es tan sorprendente entonces que tanta agitación haya generado un movimiento grande de bandas combativas sobre todo en Rijeka, ciudad que en 2020 será la capital cultural de Europa. Allí los locales Paraf dieron el primer concierto de punk en Europa del Este en 1977, dando origen a una influyente escena del género. El principal exponente punk anarquista de esa ciudad es Let3, que a 30 años de su formación sigue tocando y tiene este llamativo avatar en su Facebook. Pero eso sí, algo de transa con el sistema hubo, porque el organizador de la movida para que esa ciudad sea declarada capital de la cultura es el ex tecladista Ivan Šarar. Otra característica reconocida de Croacia son sus 6000 kilómetros de playas, muchas de las cuales sirven como escenografía natural para festivales como el Hideout Festival, el Dimensions Festival, el Sunce´Beat o el Obonjan, donde la EDM, el hip hop y el chill out se mezcla con playas de arena soñada y mar turquesa. Volviendo al rock el principal evento es el INmusic Festival, cuya edición 2018 a desarrollarse entre el 25 y 27 de junio próximo, tendrá como headliners a Queens of the Stone Age, Nick Cave, Interpol, David Byrne, St Vincent, Alice in Chains, The Kills y Bombino, entre otros.
Si para vos cinco artistas croatas son Luka Modric, Ivan Rakitic, Mario Mandžukic, Ivan Perišic y Nikola Kalinic esperá a ver a este quinteto musical que preparamos para que conozcas:

5) Vatra
Este quinteto de Virovitica se formó en 1999 y gracias a su disco debut fue elegido un año después por la crítica especializada como “La esperanza joven del rock” de ese país. Si bien hay condimentos pop en su música, su sonido también puede pasar por new wave. En 2006, apoyados por una de las marcas de gaseosa cola más reconocidas del mundo (no esa sino la otra) hicieron la gira más importante que se recuerde en Croacia, al recorrer todas las regiones del país en un espectáculo compartido con Ramirez, sus predecesores en eso de hacer recitales masivos. Su mayor éxito se llama “Tango” (!) y fue tocado en muchos lugares, aunque quizás la ocasión más particular fue en 2015 en pleno vuelo y como una forma de promocionar a la aerolínea nacional de Croacia.

4) Tyger Lamb
Este cuarteto de Zagreb, la capital croata, nació en 2016 y mezcla blues, surf, soul, dub y el rock de guitarras de los 70s. Acusan influencias estéticas de literatos malditos como William Blake y Charles Bukowski, autores de poemas que formaron el nombre del grupo. Su álbum debut Born into This será editado en mayo de este año como parte del Europavox Coaching Export Programme, una especie de beca creada para generar oportunidades para artistas nuevos, buscando potenciarlos y ayudandolos a tocar a lo largo y ancho del continente europeo. “Dirty Water” es el segundo adelanto del disco.

3) Šumski
En 1991, en el mismo momento que Yugoslavia se disgregaba y finalmente facilitaba la independencia de Croacia, Kornel Šeper y Marin Juraga le daban vida a este grupo que suena exactamente como lo que conocemos como rock balcánico. Muchos instrumentos de viento, teclados, percusión y una musiquita que oscila entre el rock, el afro, el kraut, el cabaret y el folclore de la zona. Han realizado numerosos conciertos por toda Europa, actuando en Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Hungría, Holanda, República Checa, Bélgica, Macedonia, Bulgaria, Suiza, Dinamarca, Alemania y el Reino Unido. Šumski tiene cuatro discos de estudio (algunos más experimentales que otros) y actualmente están terminando un quinto titulado Ostrvo ledenog kita (“Helado de Avestruz”), que, como dice la banda, debería alegrar estos momentos a veces deprimentes.

2) Them Moose Rush
Este trío de Bjelovar se convirtió en la sensación del rock croata. Con dos EPs y dos discos (el segundo, Do Not Pick Your Noise, salió en marzo de este año) se ganaron a público y críticos por igual a fuerza de una mezcla de retro rock con sonido moderno y alternativo. Ya cruzaron las fronteras de Croacia y tocaron en escenarios propios y en festivales por Francia, Alemania, Italia y Holanda. Buenas y energéticas melodías con estribillos gancheros.

1) Nirvana
Son tres, el cantante es rubio y su nombre empieza con K, el baterista es muy poderoso y el bajista es alto y desgarbado. ¿Estamos hablando de Nirvana? Estamos hablando de Nirvana. Pero en este caso lejos de formarse en Seattle este trío liderado por el vocalista y guitarrista Krešimir Šoštar comenzó a tocar a principios de los 70´s en Zagreb, cuando esa ciudad aun era parte de la antigua Yugoslavia. Los Nirvana croatas tienen un sonido más ligado al hard rock con algo de blues y psicodelia, en la línea de Deep Purple, con Black Sabbath y Pink Floyd como principales influencias. El dato que relaciona verdaderamente a ambos Nirvana es que los padres de Krist Novoselic fueron inmigrantes croatas en Estados Unidos. Y si bien llegaron a tierras americanas en 1963, antes de la formación del Nirvana de allá, el propio Krist estuvo un año viviendo en la tierra paterna cuando era un adolescente allá por 1980. Para esa época el trío croata ya se había separado (aunque luego volverían un par de veces) pero la huella en el rock local había quedado marcada y, consciente o inconscientemente, quizás también en Novoselic.