PINTÓ

#AudioTrip: el ADN musical de Islandia

El primer rival de Argentina en el Mundial no tiene mucha historia futbolera. ¿Pasará lo mismo con su escena rocker?

La clasificación de Islandia al Mundial de Fútbol Rusia 2018 fue heroica. No sólo porque es la primera vez que este país del frío noroeste europeo llega a esa instancia, sino porque además rompe el récord de ser el país con menor población en jugar una Copa del Mundo. Según el censo de este año solo 338.349 habitantes viven allí. De ellos sólo 120 son futbolistas profesionales. Algo que puede hacer más sencilla la tarea de Heimir Hallgrímsson, el técnico de la Selección, para juntar los 23 que por el Grupo D enfrenten a Argentina, Nigeria y Croacia en junio próximo. ¿Y la música? ¿Hay consenso entre tanta poca gente como para que haya bandas de rock? ¿Que se escucha? Según Spotify, lo más escuchado en este momento es la unión de los raperos Birnir y Herra Hnetusmjör en “Já ég veit” (la traducción sería “Sí, lo sé”). Sacos de piel, autos de alta gama, champagne y ¡dientes de oro! en un video que ya cosechó 200 mil views en YouTube. Herra Hnetusmjör es además el líder absoluto en esa lista. Ocho de las once canciones de Kop Boi, su último disco, están presentes allí, entre los tracks más escuchados.

En el top 50 de comienzos de diciembre conviven muchas canciones navideñas (desde Wham a Mariah Carey, pasando por el local Laddi), Post Malone, Ed Sheeran, Camila Cabello, Sam Smith, Dua Lipa y Maroon 5. En síntesis: poco rock, por no decir nada. Lo más parecido es HLH flokkurinn, un grupo coral con influencias sesentistas (¡The Beach Boys!) y su clásico “Nei nei ekki um jólin” (“No, no, no en Navidad”). Parece que la cercanía con el domicilio legal de Papá Noel (?) cala hondo en el ánimo popular. Lo primero que uno piensa al relacionar Islandia con música son los bucólicos actos de Björk, Sigur Rós y, últimamente, Of Monster and Men. Tres artistas que incluso se han presentado en tierras argentinas. Ellos son la punta del iceberg (!) de una escena nutrida y variada, que hoy por hoy sufre un mal común de varios puntos del mundo: la falta de lugares para tocar. Según cuenta esta nota del medio local The Reykjavík Grapevine, hay un proyecto de ley para proteger la escena musical de esa ciudad (que es la capital del país) y garantizar escenarios, ante el cierre de varios boliches históricos. Más allá de esta problemática, acá van cinco artistas islandeses que tenés que conocer:

5) Misþyrming
Uno de los grandes nombres del black metal islandés es Misþyrming, banda de Reykjavík formada en 2013. Su nombre en castellano significa “Abuso”, tienen un solo disco de estudio y algunas temibles actuaciones en vivo, llenas de furia, que les alcanzaron para ser incluidos en varios festivales de género en Europa y Estados Unidos. Su baterista es Helgi Rafn Hróðmarsson, un doctor en química de 28 años que fue quien ayudó al cantante D. G. a terminar sus estudios secundarios cuando éste decidió dejar todo para darle forma al grupo.

4) The Vintage Caravan
Proveniente de Álftanes, este trío se formó en 2006 cuando sus integrantes (de solo 12 años) compartían sus estudios secundarios. Lo que hacen bien podría catalogarse como rock psicodélico setentoso, con riffs poderosos del estilo Led Zeppelin, Deep Purple y Rush, pero con un sonido que no deja de ser propio por lo impredecible. Su sello también está en los videos oficiales de las canciones, verdaderos cortometrajes que chorrean lisergia.

3) For a Minor Reflection
Este cuarteto de post rock instrumental de Reykjavík, Islandia, llamó rápidamente la atención por su disco debut, en el que grabaron seis canciones que duran poco menos de una hora. Un año después, Sigur Rós los apadrinó y se los llevó de gira por Europa, consagrandolos como una de las bandas nuevas más llamativas del Viejo Continente. Pero no todos fueron rosas tras ese tour: el baterista original tuvo que dejar la banda para centrarse en sus estudios. En su sonido conviven Explosions in the Sky y Mogwai, aunque siempre están en constante mutación. En 2010 filmaron este video junto a unos colegas invitados, en el que muestran algunos de los paisajes más bellos de su país.

2) Hjálmar
Contra todo pronóstico, hay reggae en Islandia. Y esa música tan típica de países cálidos encuentra en este quinteto de colorados barbudos de Keflavík una tierra fértil para crecer. Alimentado por trombones, saxos, flautas y otros instrumentos de viento, el grupo sufrió algunos cambios internos pero sobrevivió durante estos 13 años para grabar seis discos de estudio.

1) The Sugarcubes
Bueno, ok, una lista de música de Islandia no sería lo mismo sin Björk. Antes de ser un ícono art pop, la cantante lideró The Sugarcubes, una banda de pop rock barroco que tuvo un gran éxito fuera y dentro de Islandia. “Los islandeses tienen un gran complejo de superioridad, porque creen que Islandia es el lugar más puro del universo. Pero también tienen un complejo de inferioridad. Les preocupa no ser tan buenos como los grandes países”, le decía a David Fricke, de Rolling Stone en 1988, en una nota que el escritor tituló “La banda más cool del planeta”. No estuvo muy lejos. A pesar de que solo duró seis años, el grupo demostró que en ese país nórdico se podía hacer buena música. Además de catapultar a la máxima estrella musical de su historia, claro.