PINTÓ

Green Day en Oakland, California

La banda de Billie Joe Armstrong volvió al barrio por una noche

Por Marilyn Insua Escalante, desde California, Estados Unidos.

Con un estadio no muy concurrido pero sí fervoroso, Green Day se presentó el sábado pasado en el Oakland Coliseum. El show arrancó muy arriba con  la aparición de “pink bunny”, que ya se convirtió en un clásico en la antesala de sus shows. Un conejo rosado, aparentemente borracho, dando vueltas por el escenario y precalentando al público al ritmo del clásico de The Ramones, “Blitzkrieg Bop”.

El sonido fue perfecto, al igual que la energía tanto arriba como abajo del escenario, todo fluyó y las 2 horas y media que duró el show se pasaron muy rápido. El recital estuvo colmado de hits y otros tantos temas de su disco más nuevo Revolution RadioEl show arrancó con “Know Your Enemy”, de su disco 21st Century Breakdown y con la chica que rompió el hielo junto a Billie Joe Armstrong subiendo al escenario a cantar. Fue la primera de las tres invitadas que el líder eligió del público para cantar y tocar la guitarra. La última cantante espontánea fue la más afortunada ya que se llevó la guitarra de regalo.

Billie, uno de los mejores frontmen actuales, se mostró contento, y conmovido por volver a tocar en Oakland, California. El lugar tiene un significado especial para la banda, ya que tanto Billie como Mike Dirnt, guitarrista y co-fundador de Green Day, se criaron muy cerca ahí y son simpatizantes de los Raiders, equipo de fútbol americano que juega en ese mismo estadio. Cargado de hits, nostalgia, fuegos artificiales y con muchos mensajes políticos (incluyendo un “American Idiot” dedicado a Donald Trump) Green Day dió un show impecable y conectadísimo con su público.