PINTÓ

Los Espíritus en el Malvinas: Pura magia

El grupo de Maxi Prietto confirmó su ascendencia popular con su primer show en el Malvinas Argentinas

Sin dudas que en el 2017 Los Espíritus confirmaron, a nivel público, que son una de las propuestas más atractivas del rock nacional en la actualidad. Con la edición de su tercer disco Agua Ardiente, que presentaron oficialmente a mediados de junio con dos Teatros Flores repletos, terminaron de coronar y cerrar el año en el estadio Malvinas Argentina, este último sábado.

El ambiente que se vivió en el recinto de La Paternal tuvo mucho de festivo en un público que sintió como un triunfo propio que, con el boca en boca como canal de difusión, se haya logrado instalar en el centro de la escena la potencia cancionera de Maxi Prietto. Esa sensibilidad para narrar está acompañada por un grupo que con su propio estilo va mezclando, rock, blues y psicodelia, detrás de un barniz latino, gracias al ensamble percusivo que comanda Fer Barrey, que hace recordar a las mejoras épocas de Carlos Santana. “Huracanes”, “La Crecida” y “Jugo” fueron la triada inicial con la cual se percibía que se estaba ante una noche mágica. Con un excelente sonido, cada uno de los detalles y sutilezas que componen las música de Los Espíritus se podía percibir a la perfección, para entrar una suerte de trance mental en el que la música iba siendo una suerte de guía chamánico.

Más allá de los climas y las zapadas que construyen Los Espíritus, el valor agregado se encuentra en la canción. Prietto tiene una gran facilidad para describir situaciones cotidianas, con estilo arrabalero, a veces con un minimalismo punk, que tiene como trasfondo la crudeza de la realidad de la selva urbana, pero que también logra contraponerlo con los bellos paisajes naturales que dibuja con su voz. Ese talento, que se ya se divisaba en el dúo Prietto viaja al cosmos con Mariano, descansa y toma vuelo en el acompañamiento rítmico de la guitarra y vocal que aporta Santiago Moraes.

A pesar de esa aura nostálgica, la banda logra generar un clima de alegría que se puede palpar en la forma en que sus seguidores van recibiendo cada una de las canciones.  En más de dos horas y medias, Los Espíritus repasaron sus tres discos, acompañados en un lapso dle show por  Tulio Simeoni (La Patrulla Espacial), “Boui” (Los Bluyines) y Walter Broide (Poseidótica) como invitados,  con los que terminaron formando una enorme orquesta. El fin llegó con “Noche de Verano” y “La Rueda”, y el público se retiró exhausto, embriagado de tanta música y baile.

Foto: Mathías Magritte