PINTÓ

Palito Ortega, el autor de su alegría

Charly García, Juanse, Iván Noble y otros artistas homenajearon este martes al Rey de la canción popular argentina y, desde el corazón de su familia, lo relata su sobrina Maite Salazar

¿Qué tienen en común Charly García, Miranda!, Lali Espósito e Iván Noble? Que todos ellos, al igual que millones de argentinos, han cantado y siguen cantando clásicos del cancionero popular como “La felicidad”, “Qué suerte” o “Viva la vida”. Los une la música y la admiración por el muchacho que se fue de Lules, Tucumán -con apenas 15 años y una guitarra- y conquistó Latinoamérica con su carisma de chico triste que entona canciones alegres.

El último martes, CAPIF homenajeó a Palito Ortega en una noche titulada “Un muchacho como él”. Allí sonaron 14 canciones emblemáticas de su repertorio. Este artista denominado “El rey” lleva 44 discos grabados, 32 películas en las que participó, otras tantas que dirigió y otras a las que les puso música. Por eso esta semana, en el Centro Cultural Kirchner, Charly García desplegó su magia en el teclado para acompañarlo junto a Juanse, Miranda!, sus hijos Rosario y Emanuel, su ex yerno Iván Noble y Lali Espósito, entre otros. Porque Palito es un icono y con más de siete décadas de vida, sigue dando cátedra arriba del escenario.

Además de los colegas, los amigos, y la gente de la industria discográfica, a Palito lo acompañó su familia, pilar fundamental de su carrera. Con Evangelina Salazar se conocieron filmando “Mi primera novia” en 1965 y nunca más se separaron.  Tuvieron seis hijos (Martín, Julieta, Sebastián, Emanuel, Luis y Rosario) e hicieron de su familia, un refugio ante cualquier adversidad. Su sobrina Maite Salazar es productora audiovisual y aunque está lejos de los flashes, estuvo cerca de su tío el martes pasado, así cuenta en Soy Rock por qué Ramón “Palito” Ortega sigue siendo El Rey.

“Lo que lo diferencia a mi tío del resto es tan simple como la historia que tiene. No sé si muchas personas saben en profundidad de dónde vino y adónde llegó. Él se fue con la guitarra de Tucumán, siendo muy chiquito, y sus amigos le dijeron ´llevate en el estuche de la guitarra muchos panes porque te vas a cagar de hambre´. Y cuando él lo cuenta no lo hace victimizándose, él lo contó en el homenaje entre risas. ¡A esos amigos yo hoy les haría fuck you! Pero él tiene cero rencor por esas personas que lo tiraron abajo, que le dijeron que era un ´sin talento´. Él vivió una pobreza de andar descalzo, de no comer por días, y no sé si tenemos acá en la Argentina a un artista que haya pasado por procesos tan distintos: de esa niñez humilde en Tucumán, a lustrar botas cantando en Buenos Aires, a entrar a grabar un disco. Mi tío no pudo terminar el colegio de chico, recién pudo hacerlo de grande, pero aprendió a tocar varios instrumentos, en especial la batería que es con lo que empezó. Luego llega la fama con el Club del Clan, las películas, se lanzó como cantautor, conoció a mi tía, se casó, dirigió cine, se dedicó a la política, llegó a gobernador de su provincia, aprendió inglés. ¡Es una persona súper positiva! Él ayer dijo muy claramente: ´Mi vida es alegría´. Hizo de su vida una canción alegre. Sin una súper voz, ¡sin las redes sociales! Él de nada, hizo todo. De los temas que hizo en el homenaje me quedo con ´Autorretrato´. Esa canción la escribió un día de su cumpleaños y es el resumen de las cosas que lo distinguen a mi tío: ´No me arrepiento de mi ayer, lo que sufrí ya lo olvidé, soy el autor de mi alegría´. Las canciones de mi tío te levantan todo. Ha cantado en el casamiento de mi hermana, las Navidades en familia cantando con Charly. Anoche me gustó mucho verlo con Iván porque es el ex marido de mi prima, quien le dio un nieto, y habla también del cariño que se tienen mutuamente. Viniendo de un palo tan distinto, como Charly. ¿Quién se iba a imaginar veinte años atrás que Charly iba a terminar siendo tan amigo de mi tío? ¡Son la antítesis! Un cantor popular al lado de un músico de rock. A mi tío se lo separaba del rock, aunque él intentaba copiar el estilo del rock norteamericano. Charly  le retribuye con mucho amor todo lo que mi tío ha hecho por él. También me encantó Lali que se comió el escenario, lo sacó a bailar, hizo chistes, una nueva generación que se suma. Y Elena Roger estuvo genial porque cantó un tema que hizo mi tío con letra de María Elena Walsh que se llama ´Cuidado con las alturas´. En el caso de mis primos, todos tienen una veta artística muy fuerte. Rosario y Emanuel son músicos y Emanuel, sobre todo, tiene sus mismos gestos cuando canta, cuando se mueve. Les gustan los mismos artistas. Rosario heredó la versatilidad, que puede cantar con Entre Ríos o hacer los coros de Charly, ella se adapta. Para nosotros Palito es Ramón, mi tío fue muy generoso con mi familia. Él a mi abuela Chocha (la mamá de Evangelina y de mi papá) la quiso como una madre y estuvo hasta el último día con ella. Con mi papá (su cuñado) también siempre fue muy cercano, tienen muchos gustos en común. Con mi tío tengo los mejores recuerdos, es un gran contador de anécdotas, de chistes, ¡y es un gran asador! En nuestras fiestas es muy común montar un escenario y que se arme un show con mis sobrinos tocando, cantando, que caigan el Zorrito, Charly o Iván Noble.  Somos muy fans de Ramón.  Yo también soy muy fan de Frank Sinatra y las anécdotas que cuenta mi tío con él son alucinantes. Ellos se hicieron amigos cuando mi tío lo trajo a la Argentina, el negocio salió mal, mi tío se terminó yendo con su familia a vivir a Estados Unidos, y el que lo ayudó allá fue Sinatra. Mi tío es un gran ejemplo de vida, sus historias son como una charla TED, todo lo que cuenta es muy inspiracional porque todo lo que ha hecho fue sin escuchar a los que decían que no podía. Es pura perseverancia. Creo que es una gran historia para que trascienda y les muestre a los chicos que tienen sueños y se deprimen que si él pudo, todos pueden. Es el mejor ejemplo de que cuando querés, podés.”

Mirá el video de “Popotitos”, en vivo, por Palito Ortega, Charly García y Juanse, el martes pasado en el CCK.

Imagen y video: Gentileza CAPIF y Sony Music Argentina