SALGAN AL SOL

Nos Vemos Viejo

“Estamos comprometidos con la sociedad, con nuestro entorno y nuestros colegas”

Discos de cabecera: “A los seis nos gustan cosas completamente distintas, y eso hace a la esencia misma de Nos vemos viejo en cuanto a lo heterogéneo y la diversidad desde la que componemos. No obstante, Pelusón of milk de Luis Alberto Spinetta fue uno de los primeros discos que tuvo Diego, en una época en la que escuchaba casi todo metal. Bersuit no puede faltar: Hijos del culo, todos temones, ningún tema más o menos. Pasajes introspectivos desde “Canción de Juan” y “Veneno de Humanidad” hasta lo crudo de “Caroncha” y la cumbia del “Viejo de Arriba”. Muchos estilos distintos concentrados en un solo álbum. La dulzura es un discazo de Cultura Profética. Exprime al máximo el potencial del reggae y se lo fusiona con muchos otros estilos con una naturalidad increíble, dando como resultado una refrescante alegría que te va acompañando de principio a fin. Ni hablar de los arreglos de vientos y el bajo de Willy Rodriguez, que son sutiles delicadezas capaces de inspirar miles de ideas. Corriéndonos un poco de ese eje, Víctimas del vaciamiento de Hermética, que creemos que es la banda más grande de heavy metal que dio nuestro país, es a partir de allí que se consolida y se vislumbra la gran conexión entre música y letra, en lo que entendemos es el pico más alto al que aspira una banda. Escuchamos mucho under también, nos gustan mucho Hasta encontrar (Andando Descalzo), Singularmente (Pampa Yakuza), Picante (Falsa Cubana) y Dicen las fronteras (Acorralados).

Un show: “El 2017 nos está permitiendo consolidarnos como banda, y nos dimos el gusto de pasar por La Trastienda a principio de año y ahora al cierre también, invitados por Pampa Yakuza y Pezones Cardozo, respectivamente. Pero nada de esto hubiese pasado sin el puntapié inicial, sin ese momento que marcó el despegue. Lo titulamos “El regreso, está a la vuelta de la esquina”, por el simple hecho de haber estado casi un año sin tocar en formato eléctrico por falta de un batero. Ese regreso iba a ser en Circuito 5, un centro cultural de la zona del Abasto el 12 de noviembre. Pero así como así, de la nada, surgió la posibilidad de hacer un toque en Mala Vida. ¡Lo preparamos con una semana de anticipación! Muchos nervios, mucha ansiedad, mucho trabajo, mucho remar. A las corridas, contra la corriente, con mucho esfuerzo, el lugar explotó. Ni nosotros pensamos que iba a acompañarnos tanta gente. Y se ve que gustó, porque uno de los que nos vino a ver, ¡hoy es tecladista de la banda!”.

Autodefinición: “Somos un grupo heterogéneo, pero compacto. Estamos comprometidos con la sociedad, con nuestro entorno y nuestros colegas; no somos ajenos del país donde vivimos. Tenemos diferentes gustos músicales, venimos de diferentes palos… desde el metal hasta la cumbia, pasando por el Flaco, Litto Nebbia, el Indio, Charly,  Soda Stereo, lo más tradicional del rock nacional, como así también tenemos influencias de afuera, por supuesto que sí. Y el under de acá. Caminamos la noche, nos gusta compartir tiempo con otros colegas. Discutimos, mucho. Pero nos queremos, por eso no hay nada que después de discutir y putearnos un poco no podamos resolver, eso nos mantiene vivos, activos, y con fuerzas para afrontar lo que se viene. Tuvimos tiempos donde estuvimos muy golpeados por la pérdida de algunos compañeros que se alejaron del proyecto y nos obligó a reinventarnos. Creemos que lo que más nos define es eso: la constancia. Como reza la canción que le da nombre a nuestra banda: “Seguir hacia adelante, actuar con convicción, a no bajar del barco, a poner el corazón”.

Integrantes: Martín Ciraolo  (voz y guitarra), Diego Paglia (guitarra), Ezequiel Puerta (bajo), Pablo Duarte (percusión), Martín Parolari  (batería), y Fabrizio Britez  (teclados).

Discografía: Algo empieza a crecer (2017).

Edad promedio: 26 años.

Facebook: /nosvemosviejo

Twitter: @NVV_Oficial

Nos vemos viejo toca este viernes 10 de noviembre en Vuela el pez, Córdoba 4379, Ciudad de Buenos Aires.