3 X 1

Ilegales: “Estamos acostumbrados a nadar contra la corriente”

La banda pionera del punk rock español pasó por primera vez por Sudamérica y dejó su huella.

63 años no son nada. O son muchos. Según cómo se los mire. Lo que nadie puede negarle al cantante Jorge Martínez es que ha sido un camino pedregoso a bordo de un grupo que vendió millones de discos en España y que el fin de semana pasado decidió probar suerte por primera vez en Argentina. Nunca es tarde para hacer la América.

1. Para este disco nuevo llamado “Rebelión” dijeron que dejaron de lado el “método impresionista” de trabajo. ¿Qué significa?
–El método impresionista consiste en dejar las cosas indeterminadas. Pero la pincelada suelta, aunque es bella, no es la más adecuada en estos momentos en que prima la inmediatez. El mensaje tiene que ir completo, pero comprimido, o el oyente se dispersará. No ha sido fácil pero le hemos hecho.

2. ¿Cómo hacen para seguir dando shows enérgicos después de tantos años?
–El entusiasmo es una gran ayuda para mantener la forma. Si el proyecto apasiona todo es fácil. Además, Ilegales está acostumbrado a nadar contra la corriente y nos crecemos ante cualquier problema. Yo personalmente acostumbro a bucear en las irascibles aguas del Mar Cantábrico. Algunas veces las cosas se ponen difíciles, pero las dificultades fortalecen tanto el cuerpo como el espíritu.

3. Ahora que fueron a tocar a Argentina, ¿qué artistas conocieron o les parecieron interesantes?
–Nuestros amigos argentinos en España nos venían insistiendo que viniéramos a tocar a la Argentina. Bien, pues aquí estamos. El viernes lo dimos todo en The Roxy, Hicimos un recorrido extenso por una selección de todo el material que hemos grabado. En cuanto a lo interesante por acá, he estado escuchando material argentino que va desde los grandes tangos a Guasones, Aparato Raro, Charly García, Redonditos, Ataque 77, Violadores, Pericos, Auténticos Decadentes y sobre todo a mi amigo Andrés Calamaro. La exploración continúa y hoy mismo hay un par de nombres que voy a escuchar por vez primera.