Discos

“Billetes falsos”, de Amor Elefante

El trío de pop elegante presenta un nuevo disco en el que se esconde una historia de desamor a lo largo de diez canciones. Rocío Bernardiner, cantante y guitarrista, elige cinco tracks del álbum que sale hoy y abre las puertas de esta telenovela posmoderna.

El ringtone del Facetime, “hola, ¿por qué no me atendés?”, la tele de fondo, un usuario fuera del área de cobertura. La intro de Billetes Falsos advierte, de movida, que el horno no está para bollos. Amor Elefante (Rocío Bernardiner, Rocío Fernández, Inés Copertino, más Andrés Merlo) cuenta una historia que de dulzura tiene muy poco. Hay tanto hastío, cuernos, desgaste e intimidad en este disco como en cualquier ex pareja.

“Este disco está armado como si fuese una novela, una historia de amor, de convivencia, de terceros, creativamente eso ayudó en el disco”, cuenta Bernardiner. Los Billetes Falsos funcionan justamente como una analogía de lo que son las desilusiones amorosas y los engaños. “En un punto es como cuando pensás que tenés un billete y vas a comprar algo ¡pero el billete era falso! Y te quedás medio en la lona. En el amor pasa bastante”, cuenta Rocío. Una teoría dice que lo que parece es, Amor Elefante no está de acuerdo.

“San Cayetano”

“Es muy latina, tiene mucho laburo de Ine (Copertino) que le armó todo ese final, esos arreglos. Y en esa canción también sumó mucho Federico Orio, que es el percusionista, todo el tiempo hay como una percusión sonando. Me parece que quedó buena, así como medio world music, medio fusión”.

“Recuerda”

“Es una canción en la que quisimos marcar lo novelesco, hay una que canta y una que responde. Tiene esa cosa como de sufrimiento, de novela y queríamos que eso esté. Tiene que ver con una historia personal, con esa tensión que está expresada en la canción y en los detalles. Ahí también se siente la mano de Ezequiel Kronenberg (productor del disco), que estuvo muy presente en el orden de las canciones, el mensaje que íbamos a expresar, trabajó mucho sobre el orden de los temas para construir el relato. La idea era poder ir armando una historia que no se develara en el principio, y eso estuvo muy presente en la mezcla también. Para esta canción pensamos mucho en las baterías de Roxette y después se fue armando sola”.

“Mentiste”

“La letra habla por sí sola. (´Mentiste, vos creíste que no te iba a perdonar´) Es una canción que la armamos en la sala, hay mucho laburo de Ezequiel y está a full el laburo que hizo Fede, el percusionista. A mí me encanta porque creo que está plasmada la identidad de la banda en ese tema, tiene algo re clásico, tiene algo novedoso hacia el final con unas cosas medio locas”.

“El Guiness”

“Es una canción que es todo el tiempo igual, no cambia nunca, entonces lo que pensamos con Ezequiel es que el cambio se dé a través de la instrumentación. En realidad está como siempre dado por las guitarras, pero las guitarras te llevan a otro lado, empiezan tipo violines, después se ponen más rockeras, después aparecen los teclados, luego más punky… Quisimos generar bloques iguales que quedan distintos gracias a la instrumentación, que termina incluso con clarinetes. También acentuamos los contrastes entre las voces de Roky (Fernández) y la mía, la suya más aguda y la mía más grave”.

“Corriente”

“Creo que es la canción más melanco de Amor Elefante. Creo que no tenemos otra canción tan oscura. Tiene algo medio tanguezco en la progresión de los acordes y una cosa medio bajonera. Tiene una carga emocional que no aparece tan constantemente en nuestras canciones. Eze todo el tiempo quería mantener la esencia de la maqueta desde que llegó al estudio, vino bastante armada. Creo que terminó más oscura. De todos modos, es la única canción de amor, una sobreviviente de aquella historia que terminó”.