ENTREVISTAS

Expulsados: “Que nos canten que somos la mejor banda punk ramone es un orgullo”

A 20 años de la salida de su disco debut, Sebastián reflexiona sobre esos primeros años y nos cuentan el show que preparan para celebrar ese aniversario

Cuando Expulsados apareció en la escena punk vernácula las críticas no se hicieron esperar, por su sonido “ramone”. Pero para los que algunos era un defecto, para otros fue una virtud. Así fue que el cuartero redobló esa apuesta inicial de los primeros dos discos de Attaque 77, cuidando todos los detalles necesarios para lograr tocar ese estilo de la manera más ajustada posible. De esa forma surgió el disco debut, con canciones frescas y urgentes, que no desentonarían en un ninguno de los álbumes de los monchos. Tal es así que el mismo Marky Ramone se los llevó de gira como banda de apoyo y también se dieron el lujo de tocar con CJ Ramone. A 20 años de la salida del mencionado trabajo discográfico, Sebastián Expulsado nos cuenta los recuerdos que tiene de esos primeros pasos como banda y reflexiona sobre las repercusiones que tuvo esa primera obra. Mientras tanto, el grupo se prepara para celebrar este aniversario, con un show especial, el 3 de agosto, en El Teatrito (Sarmiento 1752, CABA)

-¿Qué recuerdos y anécdotas atesorás de la grabación del disco debut?

-Lo grabamos en un altillo, donde ensayábamos antes, en 1999. Era el primer disco de Expulsados y la primera vez que grabábamos nosotros mismos un disco. Abundaba la inexperiencia pero sobraban las ganas. Grabábamos, escuchábamos discos, salíamos a fumar, hablábamos un rato, volvíamos a grabar…como transcurren todas nuestras grabaciones. Recuerdo que vino unos días el Chino Vera, ex bajista de Ataque 77, quien es un gran referente para nosotros. Es una persona que transmite mucha energía y la pasamos genial. La grabación está filmada así que tal vez hagamos algo con esas imágenes.

-Antes de grabar Expulsados (1999) registraron tres demos y participaron de los compilados de La Furia Records e Invasión 99 ¿Qué cosas aprendieron durante ese proceso inicial y que pudieron incorporar en su primer disco larga duración?

-Los tres primeros demos los hicimos por nuestra cuenta. Muy a pulmón. Recortando revistas para hacer las tapas, panfleteando, llevándolos a las disquerías, etc. El tercer demo ganó el primer lugar en un concurso de demos que hizo un programa que se llamaba “Rock al frente”, en el canal Much Music. Bandas de todo el país y todos los estilos participaban y fue muy loco cuando nos eligieron. Ahí ganamos horas de grabación, que las usamos en un material que no vio la luz, pero sirvió para que nos convoquen a grabar en el compilado La Furia Records 2 y tiempo después en otro titulado Invasión 99. Todo eso fue necesario para llegar al disco afilados y con confianza.

-Cuando irrumpieron en la escena recibieron algunas críticas por la similitud de su música con Los Ramones ¿Cómo tomaron los comentarios de ese momento y qué reflexión te merece a la distancia de los hechos?

-Las similitudes con Ramones nunca fueron planeadas. La banda se conformó siempre por personas a las que los Ramones les marco la vida. Con ellos y su música, directamente, nos formamos como individuos. La campera de cuero no es un disfraz sino nuestra forma de vestir. En cuanto a la música, nosotros aprendimos a tocar sobre los casetes y discos de Ramones. Es nuestro lenguaje y la corriente artística por la cual nos expresamos. Si Picasso hubiera sido el único pintor de las corrientes que el creó nos hubiéramos perdido gran parte de la historia de la pintura. Viéndolo a la distancia se comprende mejor, pero hoy en día te puedo nombrar cientos de bandas “ramoneras” alrededor del mundo. Bandas ramoneras no son bandas tributo a Ramones, sino bandas que a través del estilo hacen sus propias canciones. La huella personal de Expulsados está en lo que hacemos y las influencias no son reglas. Lo que sale, sale natural y no se piensa si es más o menos Ramonero. Para nosotros, que los que nos vienen a ver canten: “la mejor banda del punk ramone es Expulsados” es motivo de orgullo. Están los que se esconden cobardemente en el anonimato que permiten las redes para hacer comentarios o comparaciones de mala leche pero nos resbala y ellos mismos terminan siendo consumidores finales de sus propias idioteces.

-Más allá de la temática amorosa, en el álbum describís imágenes de guerra, homenajeas a Alfred Hitchcock y algunas letras son más minimalistas ¿Cómo fue el proceso de composición de la lírica? ¿Qué cosas te motivaban al escribir?

El minimalismo es una síntesis que puede ser el estado más logrado o el de más absoluto vacío de una expresión. Una virtud al decir más con menos o una carencia al decir menos porque no hay más. A mi me llega el sentimiento puesto en la estirada de una cuerda y no mil digitaciones a toda velocidad sin corazón y que suenan más a matemática que a música. Son gustos. En la actualidad somos varios los que componemos para Expulsados. Desde que empezó la banda ese proceso es diario y sigue siendo un misterio para mi. Hacer una canción es entrar en un trance y salir al terminarla. Cuando pasa un tiempo empiezo a relacionar y entiendo el por qué de algunas letras, pero en el momento es sumergirse a buscar eso que hay en el interior y necesita exteriorizarse. De ese trance salen las letras. Ahí se vuelcan sentimientos de todo tipo, la tragedia y la comedia; se cuentan historias, se inventan lugares y personajes…no se, es parte de ese estado y nunca es igual.

-En una entrevista anterior revelaste que hay dos versiones de esta primera placa homónima hecha por distintos integrantes y que una fue descartada ¿Por qué sucedió eso?

Sí, se grabó un primer disco que no salió, con otra formación. Lo hicimos en el estudio de Guillermo Piccollini con él como productor. Surgieron diferencias en la etapa final y, al no poder llegar a un común acuerdo, agarramos nuestras cosas y nos fuimos. Nosotros estábamos desbandados; el no tuvo que ver. Por ese motivo se grabó con otra formación al año siguiente y decidimos hacerlo por nuestra cuenta.
El disco está en cintas y hay mezclas hechas pero no se editó nunca.

-Editaron Expulsados en vinilo para su vigésimo aniversario ¿Quedaron conformes con el sonido que lograron?

-El vinilo tiene de por sí algo especial. No debería haber diferencias respecto al CD porque hace tiempo que este último alcanzó tener la misma resolución y reproduce el campo de frecuencias del vinilo, pero se escucha distinto.  El Sello que lo edito “X El Cambio”, es el de un amigo que viene editando varios títulos. Hizo un buen trabajo.

-¿Con qué tipo de show se van a encontrar sus seguidores en esta celebración de los 20 años del álbum debut?

-Por el aniversario, vamos a hacer ese disco entero y otra mitad del recital van a ser canciones variadas. Seguro algunos covers de Ramones, como hacemos desde que empezó la banda y como siempre, dejando todo arriba del escenario.