NOTICIAS

El gobierno porteño pintó la histórica fachada de la casa de Luca Prodan

Borraron los característicos grafitis que estaban pintados en la puerta en donde vivía el cantante de Sumo

Inexplicable lo que hizo el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con la fachada de la casa de Luca Prodan. “No esta para nada bien que te pinten las puertas y las paredes de tu casa sin ni siquiera avisar o preguntar”, expresaron en el Facebook los dueños del bar cultural que funciona en la vivienda ubicada en Alsina 451. “Hace unos minutos abrimos la puerta de la Casa y nos encontramos con 2 chicos que trabajan para el Gobierno de la Ciudad que terminaban de pintar las puertas y las paredes de la entrada de la Casa”, describieron. Esta acción implicó que borraran los grafitis que estaban pintados desde hace 30 años y que se suprimiera el componente histórico que tenía la fachada.

Enterado de la situación, su hermano, Andrea Prodan, se acercó a lo que fue la residencia donde vivió Luca hasta sus últimos días, para dejar un mensaje escrito en la puerta:”Luca perdura” y la fecha de ayer. El momento fue registrado por una de las personas que se encargó de intentar regresar la fachada a su estado anterior, en un posteo que podes ver más abajo.

No es la primera vez que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, en su intento de homenajear a Prodan, le termina saliendo el tiro por la culata. El año pasado, la legislatura porteña había votado que se realizara un placa conmemorativa y los realizadores cometieron el error de tallar “Lucas”, en la chapa de mármol. Finalmente, la “s” de más fue tapada. Lo mismo ocurrió con la placa que colocaron en la casa, que se encuentran en el barrio de Núñez, en donde Soda Stereo empezó a tocar. “Soda Estereo” decía en el grabado que presentaron el día del acto,  con Zeta Bosio y Charly Alberti presentes.

También hubo polémica con las refacciones hechas en la casa donde vivía Carlos Gardel. Según contaron en el sitio Anoticiarte, en el 2016, el gobierno cerró sin explicación alguna el Museo Casa Carlos Gardel, ubicado en Jean Jaures 735. Después de 8 meses, la vivienda fue reinagurada y rápidamente llovieron las críticas. Poco quedó de la vieja casa chorizo, rearmada por un estilo arquitectónico minimalista, que no se parece en nada al lugar en donde vivió el icónico cantante de tango.