NOTICIAS

Juan, el argentino que subió a tocar la guitarra con Green Day en Vélez: “Fue un momento impresionante”

Hablamos en exclusiva con este adolescente marplatense que fue elegido por Billie Joe Armstrong para sumarse por unos minutos al recital desde arriba del escenario.

“¡Juan, Juan, Juan!”. Todo el estadio de Vélez corea el nombre de Juan Franco Reig Valoy como si fuera un héroe. Es que lo que acababa de suceder recién durante el recital de Green Day había sido una especie de proeza. Como es costumbre en los recitales de la banda californiana, Billie Joe Armstrong elige a alguien del público que sepa tocar la guitarra para que se suba al escenario a hacer una canción con ellos. Y el viernes en el José Amalfitani la suerte estaba echada para este joven de Mar de Plata, que además es cantante y guitarrista. “Sabía que suben a gente a los escenarios, vengo mirando sus sets desde que tengo 11, aparte, hace 7 años no venían así que iba a ser tremenda fiesta esa noche”, cuenta, ahora, desde su casa. “El momento fue impresionante, acaban de bajar a un tipo porque Billie no lo vió apto como para tocar (después el tipo en un video en vivo aclaró que estaba muy nervioso), y entonces decidió reclutar a otro para que se suba a tocar. Cuando escuché la frase ‘I Need Someone Else’ pegué un salto a una pobre chica de baja estatura y me le trepé arriba, y me mantuve agarrado de los hombros de otros dos tipos que estaban al lado, y ahí empecé a agitar un trapo que había hecho la noche anterior y Billie me señaló directo a mí, fue increíble, es como si hubiese tenido que ser yo la persona que se tenía que subir, vino directo a mi. Juan no fue el primero ni el único en subir esa noche. Antes subieron un chico y una chica, en diferentes tramos del show. Ambos besaron efusivamente a BJ. ¿Que hizo Juan? “Cuando subí lo abracé muy muy muy fuerte y me llevó entre Mike (Dirnt, el bajista) y Jason (White, guitarrista y ‘cuarto Green Day’), y me mostró los acordes mientras le acentuaba con la cabeza. Crucé pocas palabras con él, le explique que me llamaba Juan por que la palabra Juanfra no la entendía y le dije gracias, sólo eso”. La canción que interpretó junto al grupo fue “Knowledge”, un clásico de Operation Ivy, banda fundamental del punk californiano. “Todo lo que sé es que no sé”, dice su estribillo y calza perfecto con cuánto era el conocimiento que tenía Juan del tema: Lo descubrí hace muy poco tiempo, serán 2 meses… Mi novia me trajo de USA el primer disco de Green Day, que incluye este cover de Operation Ivy, y fue uno de los que más se me quedó pegado. No conocía los acordes, de suerte conocía el estribillo y estoy seguro que lo canté de una manera que no era”, se ríe.

Juan tomó la guitarra, se movió por la pasarela, cantó parte del estribillo, se acercó a tocar con los músicos y luego recibió una ovación tremenda, aunque por la emoción no se dio cuenta en el momento. “No había escuchado cuando todos coreaban mi nombre. Después ví los vídeos se me puso la piel de gallina, fue increíble”. No era la primera vez que Juan se subía a un escenario, pero sí la más masiva. Tengo una banda llamada XfulltimeX, y estamos activos desde hace menos de un año pero ya tuvimos un mini tour por Buenos Aires. Ahora falta que grabe las voces del EP (sí, soy el cantante) y cuando esté listo va a estar en Youtube seguramente. Green Day no es influencia en la banda, es otro genero musical llamado “Hardcore Youth Crew” que es el género que representa a un gran movimiento cultural llamado Straight Edge, que se basa en llevar un estilo de vida sin consumir ningún tipo de drogas. Todos en la banda somos Straight excepto el bajista”, narra. Así que para Juan el broche de oro de su paso por el escenario de Vélez no podía ser más provechoso. “Juan, podés quedarte con la guitarra” anunció Armstrong y otra vez vino un abrazo fuerte, pero de despedida. Juan caminó los pasos necesarios para escapar de las luces y quedar al costado, con toda la excitación encima, pero ¡sin la viola!. “Me la dieron al final del show, vino un pelado barbudo todo papeado y me dijo ‘Muchas gracias’ se notaba que era un patova yanki traido por ellos, encima lo fiché en las historias que subió Mike Dirnt en Chile. No fue con la que toqué igual. Esa era un Gibson gris, y la que me dieron es una Epiphone Les Paul roja. ¡Y autografiada! La cuestión es que me tuve que quedar al costado (ni siquiera arriba) del escenario hasta que termine el show y me den la guitarra. Y de ahí tuve que esperar en un lugar donde estaban los médicos, obreros y choferes, así no corría riesgo de que me pase algo con la guitarra. No tuve ningún contacto más con los de la banda pero sí con los chicos de The Interrupters que los saludé y les dí un abrazo cuando subían a la van. Salí de Vélez en el auto de mi mamá, que se lo había ido a buscar y me dejó a mi solo con la guitarra”, sonríe. Lo que se dice un sueño cumplido.

(Foto: Twitter)