NOTICIAS

Las Pussy Riots se adjudicaron la invasión del campo durante la final del Mundial

El colectivo punk feminista exigió la libertad de los presos políticos, entre otras demandas

El colectivo feminista punk Pussy Riot le quitó el protagonismo a Kylian Mbappe y compañía, durante al menos treintas segundos, en la final de la Copa del Mundo, que jugaron Francia y Croacia, en Rusia. Tres mujeres y un hombre, pertenecientes a esta agrupación, invadieron el campo de juego mientras se disputaba el segundo tiempo del partido. Los militantes políticos ingresaron al césped, disfrazados de antiguos policías, para conmemorar el decimoprimer aniversario del fallecimiento del poeta ruso Dmitriy Prigov, quien había creado la imagen de la “policía celestial”, y peticionar a la “policia terrenal” la liberación de los presos políticos, entre otras demandas.

Minutos después del hecho, las Pussy Riots se adjudicaron la acción y comunicaron sus exigencias al gobierno de Vladimir Putin. En ese sentido, se manifestaron en contra “de las detenciones ilegales”, pidieron que se permitiera la “competencia política” en los actos eleccionarios y se mostraron en contra de “inventar cargos criminales y de mantener a gente en prisión sin ninguna razón”. Estas activistas punks ya vienen de un historial de enfrentamiento con el mandatario ruso. En el 2012, en una protesta contra su reelección, realizaron una performance en una iglesia ortodoxa, lo que les valió un proceso judicial, con repercusión internacional, que culminó con una condena de dos años de prisión a las tres activistas que encabezaron el hecho. Respecto a esta última acción, en el marco del Mundial de Rusia, estas cuatro personas fueron encarceladas y estuvieron incomunicadas por 6 horas, según informaron desde Pussy Riot y puede que sean enjuiciadas por incumplir normas en eventos deportivos y utilizar uniforme policial de manera ilegal. Más tarde, en un proceso extramadamente veloz, fueron condenadas a cumplir 15 días de cárcel.

Horas después de haberse conocida la sentencia, Pussy Riot estrenó “Track About Good Cop”, una canción en la que presentan irónicamente a las fuerzas policíales de Rusia como edulcoradas y simpáticas.