NOTICIAS

María Fernanda Aldana rompió el silencio y se refirió al juicio contra su hermano

"Yo jamás vi nada irregular ni nada fuera de lugar. Me parece muy injusto lo que estamos viviendo”, dijo la bajista

El juicio a Cristian Aldana, procesado por el delito de abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante y corrupción de menores en siete oportunidades, ya lleva tres audiencias en las que han declarado algunas de las víctimas. En ese contexto, María Fernanda Aldana habló por primera vez, a través de un video que publicó en Facebook, sobre las acusaciones que recaen sobre su hermano. “Por sugerencia de mi maestro Gurudeva Paramadvaiti rompo el silencio, Krishna mediante voy a ir contando mis vivencias y cantando mis sentires”, comienza el relato. “Nos quisieron censurar y lamentablemente lo lograron. Boicotearon los recitales, nuestras giras con El Otro Yo, acusando a mi hermano de abusos en forma muy extraña, de cosas que supuestamente habrían pasado hace más de 15 años. También me acusaban a mí de ser encubridora, de ser cómplice, cuando a mí nadie me vino a decir nada de ningún problema que hubiera sucedido; yo jamás vi nada irregular ni nada fuera de lugar. Me parece muy injusto lo que estamos viviendo”,  se defendió Aldana.

“Realmente es muy triste que a uno lo difamen de esa manera, sin darle la posibilidad de defenderse. Siento una violencia muy grande hacia mi persona, hacia mi familia. Guardé silencio durante mucho tiempo porque estaba -y sigo- totalmente asombrada de lo que veo pasar, pero creo que llegó el momento de hablar porque no estamos teniendo respuesta, porque no estamos teniendo ninguna veracidad. Es todo mentiras, todo confusión, no hay pruebas de nada. Cristian está detenido ilegalmente y hay un montón de detalles que así lo confirman”, continúa la bajista de El Otro Yo. Hay que recordar que la excarcelación del músico fue denegada por Sala de Feria “A” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional al considerar que la “admiración que generaba en sus víctimas debido a su actividad como integrante de una banda musical de la cual aquellas eran seguidoras” podría entorpecer la causa con él en libertad.  En ese sentido, apunta contras los medios de comunicación y agradece a los seguidores de la banda “que siguen estando ahí y que también fueron difamados, extorsionados a dejar la música que les gusta para defender a alguien que no por ser mujer va a decir la verdad”. “Creo que somos mucho más que hombres, mujeres o lo que cada uno elija: somos almas. Y eso no tiene nada que ver con el sexo ni con nada. Nadie tiene ningún privilegio por haber nacido con algo diferente entre las piernas, creo que todos deberíamos ser juzgados por igual”, afirma Aldana.

Respecto al contenido de las canciones de El Otro Yo, al que algunos apelaron para dar cuenta del perfil psicológico del líder del grupo, María Fernanda Aldana reconoce que son  “graciosas y otras medio bobas” y “quizás en el día de hoy no tengan sentido, cuando hay tanta seriedad con respecto a un montón de temas”. “Quizás está bien, quizás esto que nos pasó es una oportunidad para pulir nuestro arte. Estoy segura; tenemos otra edad, otra visión de la vida. El Otro Yo siempre fue un grupo mensajero y creo que estoy nos hizo dar cuenta de un montón de cosas. Pero de ninguna manera voy a decir mentiras como me quieren hacer decir y como me extorsionan  desde comenzaron con esto, diciendo que yo sabía o que yo sabía cosas, porque eso nunca pasó”, vuelve a insistir. 

Respecto a las denunciantes, Aldana las acusa “de amedrentar a los testigos y de atemorizarnos a todos con su violencia, que es justamente lo que deberíamos erradicar de las relaciones humanas, del planeta. Por supuesto que uno puede equivocarse sin darse cuenta y yo pido perdón si me equivoqué, si dañé a alguien. Desde mi corazón y con humildad, yo pido perdón, pero jamás voy a reconocer mentiras, cosas que me quieren involucrar y yo jamás vi. Ningún tipo de cosas de las que me quieren hacer decir que vi”. 

“Yo también soy mujer y quiero hacer valer mis derechos, y también ser respetada, porque nunca le hice daño a nadie, por lo menos en forma consciente. No tengo nada que ver en todo esto que han hablado y que han dicho todos los medios. Lastimaron muchísimo a la familia y a nuestras personas, directamente. Es muy injusto lo que han hecho con nosotros, pero estamos firmes, estamos de pie, porque tenemos mucho amor. El Otro Yo es una familia, mucho más que un grupo de trabajo, y la gente que nos conoce lo sabe bien”, finaliza la bajista.

Respecto a la actualidad de El Otro Yo, el grupo publicó en Mayo un Ep llamado Te Vuelvo a Amar, que contiene cinco canciones. También han subido a su Facebook diferentes videos de seguidores que apoya a la banda y piden la libertad de Cristian Aldana. El juicio contra el líder de El Otro Yo está en proceso y ya declararon algunas de las siete victimas que lo han denunciado. Por ahora, el músico se negó a declarar en la primera audiencia.