NOTICIAS

Otra persona fue imputada por tuitear una canción de Las Manos de Filippi

Milagros Bayer fue citada por la Justicia acusada de “intimidación pública” por citar la frase “Hay que matar al presidente, hay que matarlos a todos”, de la canción Cutral Có

Milagros Bayer cursa el profesorado de Educación Especial en el Instituto Superior de Formación Docente Nº108 “Manuel Dorrego”, de Morón, y es presidenta del centro estudiantes. Sorpresivamente, le llegó a su vivienda una citación de la Justicia para una declaración indagatoria acusada de una “intimidación pública” realizada en el 2017. “Lo primero fue empezar a averiguar qué era esto de la intimidación pública, para qué se estaba usando, qué se podía imputar, repensar qué pasó todo ese 2017 porque como es algo que se utiliza mucho para la protesta social, pensamos qué actividades hicimos en 2017 a qué marchas fuimos, etc”, especuló la joven, en diálogo con el sitio de noticias “El Cactus”. Sin embargo, cuando se entera que el verdadero motivo por la que le abren la causa su sorpresa fue aún mayor: “Vimos que era la bizarreada de un tweet mío, donde puse un tema de Las Manos de Filippi”. Milagros había citado el estribillo de la canción “Cutral Co” que reza “Hay que matar al presidente. Hay que matarlos a todos”. “Lo primero que me salió fue reírme, no podía creer que esté pasando eso por un tuit. A parte, por como lo comentaba la chica que me tomó la declaración ‘vos amenazaste a nuestro Presidente y eso es un delito federal, infundiste temor y tuvimos que dar una alerta’, todo en base a una canción, además después de un año y medio. Con la abogada no lo podíamos creer”, relata Milagros. Ese simple tuit generó toda una actividad de espionaje en su contra: “Revisamos el expediente y vimos toda la investigación que hicieron durante 2018 a cerca de todos mis movimientos. Hay fotos de la puerta de mi casa, fotos de mis redes sociales, fotos de perfiles, fotos de mis compañeros y compañeras, de actividades que hemos hecho como centro de estudiantes, actividades propias de la militancia”. La estudiante teme que esta causa le traiga incovenientes en el futuro. “A mí me preocupa, yo me estoy por recibir de docente, quiero trabajar en el sistema público o privado y una causa por un delito federal no es menor”, se lamenta. El Juez Juan Pablo Salas, titular del Juzgado Federal de lo Criminal y Correccional N°3 de Morón, tiene diez días para expedirse sobre la causa: “Mi abogada me tranquilizó diciéndome que esto no puede ir más allá de lo que pasó, que tengo que ser sobreseída porque no son palabras de mi autoría, yo no amenacé puntualmente, ni mencioné al presidente, no soy una amenaza para la sociedad”.

Este hecho tiene un antecedente cercano que ocurrió en octubre en el 2018. Gastón Ramos,  un joven de 28 años, oriundo de Senillosa (Neuquén), había perdido su trabajo hace unos meses y en su bronca tuiteó la misma canción que Milagros. Según cuenta Ramos, la policía irrumpió de manera violenta, con una camioneta donde bajaron cinco oficiales que portaban armas, para entregarle un oficio de una denuncia por “incitación a la violencia”, contra el presidente Mauricio Macri. “Cuando pasó lo del otro chico que habían metido preso por insultar al presidente empecé a borrar los tuit, pero eso fue hace mucho tiempo, me sorprendió”, le dijo Ramos al programa de radio Lu5, al referirse al caso de Nicolás Lucero, un muchacho de 20 años que el año pasado fue preso por tuitear una canción contra el actual mandatario.