NOTICIAS

Publican un video inédito de Hermética tocando en la cárcel de Caseros

Fue en un recital organizado por la UBA y el Centro Cultural Rojas para jóvenes detenidos, en 1994.

“El significado es poder darles un poco de alegría, arrimarse. Nuestro beneficio es poder ser uno de los que venga a brindarles un poco de comunicación con la música, con el exterior. Muy contento de poder ser nosotros. Nosotros a donde nos llaman vamos y cuando nos dijeron de venir fue una gran emoción”, son las palabras de Ricardo Iorio con la que comienza el video inédito del recital que realizó Hermética en la Cárcel de Caseros, el 18 de abril, de 1994. El material fue publicado en Youtube y es el crudo del evento que organizó la UBA en conjunto con el Centro Cultural Rojas, para jóvenes detenidos. En el mismo se puede observar a un Iorio agradecido por tener “la oportunidad que desde cualquier rincón del Penal puedan escuchar nuestra música”. Antes de que el histórico grupo de metal salga a tocar, van pasando diferentes internos que muestran sus habilidades musicales, en el marco de un taller. Como comenta el ex Almafuerte en la entrevista, Hermética lleva todo el equipamento que solían utilizar en sus shows. Es por eso que las versiones de “Gil Trabajador”, “Atravesando todo límite”, “Tración” (una novedad en ese momento) y “Del Camionero” suenan potentes y claras.

El blog “La Llaga” aporta algunos datos curiosos sobre lo que ocurrió en esa jornada.  Lo que más sorprende es la aparición de Sergio Schoklender, quien estuvo preso condenado por parricidio junto a su hermano y fue un referente dentro de la cárcel en el reclamo del respeto de los derechos humanos de las personas privadas de su libertad, además de colaborador en la creación del Centro de Estudiantes de Devoto. Una crónica publicada en el diario Perfil sobre la ex mujer de Schoklender describe ese día. “Fue en 1994 en el penal de Caseros donde Sala –entonces parte del Servicio Penitenciario Federal– conoció a Schoklender. El ex apoderado de las Madres se las ingeniaba para regalarle rosas tras las rejas. Ella misma escribió años después: ‘Una hermosa tarde de otoño mientras en el patio del penal sonaban los armoniosos acordes de Hermética me declaró su amor’, reza el perfil sobre Viviana Sala. “Se repartieron 500 sándwiches de miga y 50 botellas transparentes de gaseosas pero no se pudieron repartir panchos debido a que dentro de la salchicha podía ingresar algún elemento contundente. Queda como anécdota algo que pasó promediando el último tema, cuando un chico con la cara picada por la viruela tomo una guitarra desenchufada y haciendo como que tocaba comenzó a correr de izquierda a derecha. Al verlo, Iorio le preguntó ‘¿Que te gustaría tocar?’, el chico respondió: “Algo de Malagata”, revela el blog “La Llaga” de los pormenores organizativos. Hermética se había presentado el año anterior en la cárcel de Olmos, junto a Attaque 77, Uk Subs, Pilsen, ANIMAL, Massacre y Lethal. Ese encuentro quedó registrado en el álbum Radio Olmos y se espera la salida de un documental sobre ese histórico festival.