NOTICIAS

Ricardo Mollo se expresó en contra del aeropuerto en Palomar

"Hoy es un reguero de tóxicos sobre toda la población", dijo el líder de Divididos, durante el recital que dieron en el Hipódromo de Palermo

Divididos realizó uno de sus shows más importantes y multitudinario del año, en el Hipódromo de Palermo, este último sábado. En ese imponente marco, Ricardo Mollo aprovechó para referirse a la base militar del Palomar, en donde por decisión del gobierno nacional, ahora funciona un aeropuerto comercial.  “Hay todo un tema con el aeropuerto, loco, que pusieron que era una base aérea y hoy es un reguero de tóxicos sobre toda la población. Yo vivía ahí, pasaban los aviones por encima de mi casa y sé lo que pasa”, dijo el guitarrista al finalizar “Qué Ves”, con Gustavo Santaolalla como invitado, quien fue productor de La era de la Boludez, disco en donde se encuentra ese tema. El ex Arco Iris tenía una remera que decía “No al aeropuerto comercial en la Base de El Palomar”. “No es un lugar para un aeropuerto. Gustavo apoya esa moción porque somos los de Palomar y sabemos lo que pasa”, cerró el cantante.

Respecto al show, “la aplanadora del rock” presentó la regrabación de 40 Dibujos ahí en el piso que, en esta nueva edición, lo bautizaron Haciendo Cosas Raras, nombre de uno de los temas emblemáticos de álbum. Más de 20 mil personas se acercaron para escuchar las 13 canciones del ya lejano disco debut. Como suele ocurrir en los recitales de Divididos, en casi tres horas repasaron los clásicos de sus 30 años de carrera. “El 38”, “Paisano de Hurlingham”, “Par Mil” fueron algunos de los inoxidables hits que sonaron. También hubo tiempo para algunos covers: “Tengo”, de Sandro, “Sucio y Desprolijo”, de Pappo’s Blues y “Light my fire”, de The Doors. El homenaje a Luca Prodan fue otro de los puntos fuerte de la noche. “Crua chan”, “Nextweek” y “El ojo blindado” sonaron en versiones urgentes. Ante un público extasiado, Mollo bromeó: “Parece que la lista no conformó… en Flores nos arreglamos”. Lo que sugiere que habrá una fecha más en la Ciudad de Buenos Aires, antes de finalizar el año.