NOTICIAS

Indio Solari habló y estas son las 20 frases más destacadas

Después de un año de silencio, dio una nota en simultáneo con cuatro radios independientes y habló sobre su futuro musical, la actualidad del país y su salud, entre otras cosas

Cada vez que el Indio Solari saca un disco aprovecha, no sólo para dar de detalles sobre las flamantes canciones, sino que también se inmiscuye en los temas de la actualidad. Esta vez, con la salida de El Ruiseñor, el amor y la muerte todavía fresca el vocalista dio una entrevista simultánea con FM La Patriada, Somos Radio —la radio de las Madres, representada por el ex funcionario kirchnerista Aníbal Fernández—, La Garganta Poderosa y Redonditos de Abajo y no se guarda nada sobre política, economía, su vida y la muerte.

El Ruiseñor, el amor y la muerte I:  Toda la gente que está en el disco me ha llevado a hacer esto. Uno no viene a este mundo conociendo, conoce a través del tiempo. Toda esa gente es la que me ha shockeado, me ha conmovido. Me interesa la diversidad, por eso juego en contra de seguir trabajando de Redondito de Ricota. Yo he necesitado cambios siempre para estar entusiasmado.

El Ruiseñor, el amor y la muerte II: “No quiero hacer público el porqué del nombre del disco porque acota la posibilidad de que la gente imagine, a mí me interesa detonar la imaginación de la gente. La canción en su misterio dice más que lo que uno arruina cuando empieza a explicarlo. Pero hay tantas explicaciones mala leche que uno intenta aclarar un par de cositas, y eso estamos haciendo con Marcelo Figueras”.

Proceso de producción del álbum: “El tiempo que te lleva es el que te acerca a lo que te gusta, lo otro forma parte de la materialización de ese ideal. A partir de ahí, en este no he tenido mucho duelo, pero hay algún tema al que por ahí le hubiera subido un poco la voz. Quiero darle crédito también a Martín Carrizo, que ha tenido un espíritu muy importante a pesar de cómo está su salud, Yo lo escucho en un aparato doméstico a la mañana el otro día para entender lo que va a escuchar la gente, y ahí dejo una lista de cosas a resolver que no me gustan”.

Proceso de producción del álbum II:”Las maquetas (del disco) las hago en soledad y ahí hago lo que me sale y lo que tengo ganas. Después vienen los músicos, copian las bases, improvisan y vamos por distintos lugares. Después me interesa la opinión de mis músicos, y la que más me interesa es la que desconozco, que es la de la gente. Uno materializa las ideas para la gente, porque sino lo haría con un grupo de amigos en un asado y cantamos unas canciones y se terminó”.

Su rol de productor: “Soy el productor artístico, y el productor no tiene que estar sobre la consola todo el tiempo, porque si estás ahí trabajando tres horas en una cosa, pasás a formar parte de eso, no lo querés abandonar. En cambio, el productor artístico tiene una idea de lo que suena bien y te dice ‘esto borralo a la mierda’. Yo no largo nada hasta que me guste en un porcentaje, cuando el disco me echa a mí, cuando las canciones me dicen ‘No rompas más, ya me sacaste un clarinete y me sumaste una trompeta, ya está”.

La composición de las letras: “La gente que escribe la lírica de las canciones, como los poetas, se va enterando de qué se trata cuando lo van escribiendo. No está para ser entendido lo que yo digo, sino para imaginar. Yo tengo que dar un puzzle, un mandala, un oráculo. Probablemente yo podría intentar explicarte, porque tengo para mí las respuestas, pero no las quiero hacer públicas, porque acotan la posibilidad de que la gente imagine. Lo que me interesa es detonar la imaginación de la gente, porque el territorio que están explorando es el de ellos”.

Explicar sus canciones: “Dudo que la poesía sea más profunda cuando uno explica. Cuando uno emana conceptos, nunca termina de explicarlos definitivamente porque aquel que piensa de manera diferente se encarga de desvirtuarlo corriendo una coma o poniendo algo en negritas como es el caso de la prensa. La canción en su misterio dice muchas más cosas que lo que uno arruina cuando empieza a explicarlo. También ha habido tantas interpretaciones de mala leche que en algún momento de su vida a uno le gustaría aclarar un par de cositas”.

La relación con los medios de comunicación: “Hay una inercia cuando uno va y se presenta en los medios oficiales que yo podría haberla evitado hace mucho tiempo. La gente que recién comienza lo hace para tener promoción, y se supone que esos medios abarcan un radio de acción mucho más grande. En algún momento me tenía que dar cuenta de que yo no necesito eso. Uno de los motivos de esta entrevista es el hecho de la confianza que puedo tener con la gente con la cual intercambio, mientras que con esa gente no sé quiénes son. Pergolini no sé qué es de su vida, no sé nada, o fulano de tal. También he sido bastante injustamente tratado en esos medios”.

El rol de los medios de comunicación II: “Los medios no son el cuarto poder, son el arma fundamental de los poderosos del mundo. Los americanos dicen que aprenden geografía invadiendo. En la mentalidad de un artista popular, tengo mi paranoia, pero creo que por más de que uno sea paranoico, puede ser que te estén siguiendo también. Cuando en el sur hay tierras y terratenientes americanos, son excusas que necesitan siempre para mandar los marines. Las empresas de prensa en Latinoamérica han volteado gobiernos, son la prensa hegemónica, como le llaman ahora a los medios más importantes”.

Cómo se siente arriba de un escenario: “El lugar más cómodo que tengo sobre la faz de la tierra es el escenario, no sé por qué. Quizás porque lo que me pasó fue creciendo paulatinamente, no es que un productor me puso de moda ni qué catzo. Empezamos con Los Redondos en un lugar para 100 personas ,después había 150, de repente fuimos para uno de 300. la gente nos fue llevando sin darnos cuenta a ámbitos más grandes. De pronto terminó todo en esta especie de locura, que es inentendible. Aceptemos que uno de los más sorprendidos soy yo. Ese rectángulo de madera en el que estoy subido es muy cómodo para mí, porque me ha curado de cosas importantes, y también de tonteras, como estar con dolores de muelas, colitis o cualquier cosa. En esas dos horas y media se te olvidó todo, y cuando volvés al hotel te querés pegar un tiro”.

Volver a los escenarios: “Vamos a ver. Probablemente lo primero que haya es un streaming para ver en qué condiciones estoy, a ver si puedo estar 3 horas arriba de un escenario. Probablemente haya una despedida pero en este momento no puedo decidir eso“.

Su nivel de vida: “Dan por sentado que tengo departamentos en Madrid, en París, en Nueva York, que tengo bitcoins, y no tengo una mierda de eso. Me han cargado una mochila de cosas que yo ni sabía de qué se trataban”.

Estado de ánimo:Está inquieto como el de todo el mundo, han pasado cosas muy graves y la mayoría estamos, al menos, inquietos. El país está pasando por un momento muy desordenado, caótico, muy grave, y es muy difícil estar apartado de las circunstancias”.

Ser una figura de culto: “Uno supone que hay mucha gente que lo quiere pero no termina de entender por qué sucede esto. El asunto es soportar la presión, a favor y en contra”.

Su vida cotidiana: “Me levanto muy temprano. Leo alguna cosita, hago el desayuno para mi familia y después me vengo a esos de las 8 a jugar al estudio, otros lo llaman a trabajar. Tengo la posibilidad de hacer lo que quiero en cada momento. Si tuviera compromiso con una compañía, sería distinto porque ellos te manejan los tiempos”.

La grieta:Todo este asunto de la grieta no es novedoso, es la grieta entre los que tienen un buen pasar y los que no lo tienen. Hay gente sufriendo mucho, la mayoría de la sociedad está sufriendo de una manera muy grande. No es un gobierno que me conforme en absoluto y temo de las cosas que hacen cada día. El temor que me da es que he pasado momentos muy similares en mi vida y terminaron muy mal, sobre todo para los jóvenes. Este gobierno está obrando con mucha desidia, intereses previos… no me alcanzaría el día para poner adjetivos que no son fastos. La mayoría de la sociedad está sufriendo de una manera muy dolorosa”.

Santiago Maldonado: “Hay una cosa sorprendente en el asunto de Santiago Maldonado: que alguien que está muerto nade contra la corriente se hace muy difícil de entender”

La legalización del aborto: “Es muy importante que se resuelva a favor de la legalización, para que las mujeres no corran riesgo. La mujer es la que tiene el derecho a poder decidir. ¿Quiénes somos el resto, nosotros, para disponer por alguien que está en esas circunstancias? ¡El aborto debe ser legal!. No me gusta la negociación de la libertad, ni termino de entender la manera en que se negocia la vida de la gente en cada decisión del Congreso y del gobierno de turno”.

Legalización de la marihuana: “Me sorprende que no se legalice una plantita. Que la persona que fuma tenga dos plantas en su casa es más lógico que dejarlo en mano de los vendedores de droga”.

Situación económica: “El neoliberalismo no es sólo una cuestión económica, aunque muchos lo crean así. Hay que dar una pelea cultural en ese sentido, porque la gente que toma el poder acá son testaferros o representantes de intereses internacionales. Cuando los jóvenes, las mujeres, los humildes se rebelan y empiezan a señalar verdades que son incontrastables, se transforman en el enemigo de los poderosos”.

Deuda externa: “La independencia de un país depende hoy en día de su economía.¿Alguien puede tener en la cabeza la idea de una deuda de 400 mil millones de dólares? Es un disparate. ¿Cómo se va a devolver eso? ¿O no se va a devolver?”.

Salud:”La salud está, como la de mucha gente. El único tema que tengo es que una medicación no me cubre las tres horas de ingesta, entonces hay momentos que estoy un poco más inquieto. Pero es una enfermedad y como tal no trae nunca buenas noticias. Hay que asumirla. Vos me ves como estoy. Hay momentos que no estoy bien y otros que estoy bien”.

La muerte: “Cuando uno tiene la edad que tengo yo, empieza a estar medio cerquita. Estás en la fila, pero pedís que los de atrás no empujen, nada más. Algunos siguen esperando lo que les prometieron. Yo no tengo tanto tiempo; soy un hombre grande”.