NOTICIAS

Volvió Pato Fontanet a los escenarios

Don Osvaldo arrancó su seguidilla de fechas en la Plaza de la Música cordobesa.

Pato Fontanet ya volvió muchas veces. En el Chateau Carreras (2006), un soleado Día de la Primavera, con el escenario en el medio del campo de juego, el público en las tribunas, con Callejeros todavía en actividad y la Cromañón a flor de piel. En la Plaza de la Música (2014), ya como Don Osvaldo, en aquella libertad transitoria que duró un año y medio hasta que volvió a la cárcel. Y ayer, otra vez en la Plaza, en el primero de los 10 shows en Córdoba que marcarán el reencuentro definitivo con su gente.

“No saben lo que nos costó llegar hasta acá”, fue lo primero que dijo después de un arranque más que significativo. Primero, con “Rocanroles sin destino”, ese lamento del under en forma de declaración de principios; después con “Frente al río”, el homenaje, que nunca había cantado en vivo, a Mariana “La Negra” Sirota, su novia de ese entonces que murió en la tragedia;  y “Más allá” de Disco Escultura (2006) que advierte que “los testigos falsos de la injusticia ya la van a pagar”.

Pato, además, está respaldado por una banda que pareciera que estuvo encerrada en la sala de ensayo dándole y dándole durante todo este tiempo para permitirle soltarse y disfrutar. Es más, a diferencia de sus otros regresos, ya no luce tan afectado, como si se hubiera sacado un peso de encima, y volvió a hacer chistes como, por ejemplo, que anda en búsqueda de un sponsor de corpiños porque está “muy tetón”.  Descontracturar un poco en medio de tanta carga emotiva.

La lista osciló entre Casi Justicia Social, el primer disco de Don Osvaldo editado en 2015, de la mano de “Dos secas”, “Vaso si fondo”, “Mis latidos”, y clásicos de Callejeros como “Cristal”, “9 de Julio”, “Los invisibles”, aunque faltaron “Una nueva noche fría”, “Creo” e “Imposible”, la que hace 15 años soñaba con que haya una presidenta mujer y se legalice el aborto. ¿Se le cumplirá la profecía?

Después de “Suerte”, que siempre cierra los shows de Don Osvaldo, Pato se fue del escenario, sin demagogia ni demostraciones de afecto, y se llevó los primeros 3 puntos a su casa de un torneo de 10 fechas. Su propio Mundial en medio de otro Mundial. Hay equipo.

Fotos: Sepia Foto Agencia