PINTÓ

Blues Motel en Mala Vida: Noche con amigos

En pleno festejo de los 30 años, la banda de Díaz y Herrera tuvo una cita íntima con su público antes de la gran fecha de octubre en el ND Ateneo.

Una gran noche. Un gran show dio Blues Motel en Mala Vida Club. Show apto para todas las edades, según lo programaron y según se cumplió, ya que había entre el público chicos y chicas que no superaban los tres o cuatro años de edad y es lo que pasa en una banda que está cumpliendo 30 años. Sus seguidores van creciendo a la par del grupo, tienen hijos y los llevan a los shows. Y no siempre los lugares o los horarios son aptos para todo público, pero en este caso lo era. “Lleva tiempo”, del disco “Siglo desastre”, fue el puntapié inicial. De ahí en más, la maquinaria Blues Motel arrancó y no paró hasta el final. Canciones de todas las épocas, bien arriba o más abajo, eléctricas y/o acústicas. Si hay algo que el grupo que lidera la dupla Díaz – Herrera supo hacer desde sus comienzos fue tomar y hacer propio el costado
electroacústico country-rock que tienen sus tan queridos Rolling Stones -de quienes el movedizo showman/cantante Gabriel Díaz tenía una remera con la lengua bien grande en su pecho.
El primer gran guiño fue con “Me podrías levantar”, del discazo “Volumen 1”, editado allá por 1994 . Es ese momento en donde la conexión entre el público y el grupo dijo presente y bien pegadita vino el rock and roll con “Así están las cosas”, que invitó al baile entre varias parejas presentes. El momento denso vino con “Ambigüedad” y “La locura”, con las dos violas soleando bien al frente. Y a partir de ahí, vino una catarata de viejos clásicos, uno atrás de otro, sin respiro; “Nunca tuve que buscarte”, seguida por “Angel”, “Dame magia”, “Está bien”, “Mientras vos caes” y “Nunca pararé”. Para lo último, las bellas y nostálgicas “Hojas vacías”, “Es hora de volverlo a hacer” y “La mañana después”. Si bien el grupo viene promocionando sus shows conmemorando sus 30 años de vida, pasando por La Trastienda el pasado abril, Makena el mes próximo o Mala Vida en este caso, el festejo “oficial” por las tres décadas de vida será en octubre en el Teatro ND Ateneo. Por más Blues Motel, por muchos años más rocanroleando en la carretera. Salud.

Por Fernando Piscitelli