PINTÓ

Led Ladies en Niceto

El cuarteto femenino tributo a Led Zeppelin festejó sus diez años de carrera con un show explosivo y lleno de artistas amigos invitados.

Si bien los tributos obviamente son libres y cada banda homenajeará al grupo elegido como mejor le parezca, hay algunas cuestiones que quizás uno espera o se supone que deben ser de una manera u otra. Si vamos al caso de Led Zeppelin, por ejemplo, uno puede esperar que sean cuatro músicos en escena (voz cantante, bajo, guitarra y batería) y que la banda suene con todo el feeling y la fuerza que requiere un grupo como Zepp. En el caso de las Led Ladies se dan ambas cuestiones y, por si quieren una yapa, la cantante es rubia y de rulos, igual que Robert Plant.
Claro, la cuestión más llamativa en otro momento hubiese sido que son cuatro mujeres, pero en estos tiempos donde la lucha femenina se da en todos los ámbitos, afortunadamente ya no sorprende que una banda de mujeres pueda llenar un lugar como Niceto Club con diez años de carrera a sus espaldas. Con esta formación tocan desde hace unos tres años; Leticia Lee en voz, Luciana Torfano en guitarra, Ariana Falcó en bajo y Silvana Colagiovanni en batería, quien es la que está en el grupo desde sus comienzos y tiene una larga trayectoria en el ambiente musical argentino, donde ha tocado con Decenadores, Botafogo, Jimmy Rip, entre muchos otros proyectos.
“We´re gonna groove”, de CODA, fue la elegida para dar el puntapié inicial. Si a esto le sumás que siguieron con “Kashmir” -donde arrancaron las invitadas e invitados con un cuarteto de cuerdas y teclado- “Good time, bad times”, “Black dog” y “Heartbreaker”, da la pauta de que el show ya no puede fallar. Con el blues pesado de “You shook me” se podía sentir el bombo y el bajo golpeándote en el pecho como una patada de Bruce Lee. Para acompañar en voces y armónica, la rompieron Ailén Desirée y Sandra Vázquez, quien viene bluseando hace ya unas dos décadas.
Uno de los invitados de honor de la noche, el perico Juanchi Baleirón, fue quien acompañó con su guitarra y su voz en “D´yer Mak´er”. Una elección casi obligada, tratándose del único reggae de Zeppelin. También acompañaron en esta canción las chicas de los vientos de La Negra Nieves, banda de la cual también forma parte la guitarrista Luciano Torfano, quien elige tener su propio sonido con una viola modelo Telecaster en lugar de la clásica Gibson Les Paul de Jimmy Page.
Y sí, esto era una gran celebración, por lo tanto “Celebration Day” no podía quedar afuera de la lista, seguida de la única del disco Presence, “Nobody´s fault but mine”, incluyendo un solo de Ariana Falcó, bajista que además de las Led Ladies, forma parte de diversos proyectos musicales como sesionista. Y si vamos a hablar de solos, allí está “Moby Dick”, con ese emblemático solo de batería de John Bonham, acá a cargo de “La Tana” Colagiovanni. Por su parte, “Whole lotta love” fue donde la privilegiada voz de Leticia Lee -ex Camus y con actual proyecto solista- se lució con todos los galardones.
Llegando al final, lo más esperado de la velada, “Rock and roll”, con otro de los invitados de honor de la noche, el bajista Javier Malosetti y, claro… “Stairway to heaven”, ese himno que está sin dudas en el Top 3 de las mejores canciones de toda la historia. Las Led Ladies hicieron notar el peso de este clásico, con el cuarteto de cuerdas nuevamente en escena, las teclas, un coro de seis chicas y toda la banda sonando a pleno. Cuando parecía que todo terminaba… “Dazed and confused”, enganchada con “Inmigrant Song”, fuertes y salvajes como dos ganchos en la mandíbula sin respiro. Diez años de festejo en dos horas de show. Si no las vieron aún, vayan y si fueron, vuelvan.

(Foto gentileza Iván Acosta Ph)