PINTÓ

“No hay manera de que vuelva a charlar con Skay”

En un mano a mano con Mario Pergolini y ante las cámaras, Indio Solari habló de Los Redondos, su público, su banda y el Parkinson que lo aqueja

“Sospecho que esta vez me toca a mí pagar toda la puta fiesta. Un gato me cruzó, negro y puntual, y no lo pude esquivar”. La letra de “Tsunami” ha tomado ribetes proféticos para Indio Solari tras el anuncio de su enfermedad. Quizás por eso el título de este material audiovisual que estrenó Vorterix. Material que resulta histórico porque solo dos veces en su carrera Solari enfrentó una cámara de tv. La primera fue en 1985, para un programa de ATC (la vieja TV Pública) que se llamaba “Subterráqueos de Buenos Aires”. De ese reportaje filmado en “Stud Free Pub” sólo se conocen casi dos minutos. La segunda oportunidad no fue en formato entrevista, sino conferencia de prensa. En 1997, cuando el Intendente de Olavarria decidió suspender un concierto de Los Redondos, la banda charló con la prensa durante 25 minutos y el eje estuvo puesto en la coyuntura política y social que llevó a esa suspensión. En esta ocasión todo fue consensuado de una forma diferente y en un mano a mano con Mario Pergolini, Indio habló de todo. El material audiovisual fue dirigido por Julio Leiva y Maximiliano Díaz, y mezclado por Martín Carrizo, baterista de la banda de Solari. Además de la nota hay imágenes de ensayos, del armado del show en Tandil el 12 de marzo pasado, testimonios de los integrantes de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado y tres canciones del recital: “Nuestro amo juega al esclavo”, “El charro chino” y “Jijiji”. Además está completo el momento en el que el cantante salió a hablar con su público, 20 minutos antes del concierto, para contar que sufre Mal de Parkinson. El documental puede verse hasta el miércoles a las 23.59, por Vorterix.com, que hoy tuvo algunos problemas de funcionamiento debido a la cantidad de visitantes intentando ver el registro. ¿Que dijo Solari en la nota? A continuación los extractos más destacados, del que sobresale el momento en el que Pergolini le pregunta si “se va a permitir” no charlar con Skay y Poli. “No hay manera” fue la respuesta.

Los Redondos

-“Ya no es tan frecuente que me pidan que nos volvamos a juntar”.
-“Entiendo a la gente que lo pide, pero no han sido testigos de la intimidad de lo que yo he sido testigo. Por más que sea dura, la única palabra que me sale a mí es traición”.
-“A mi me podes cagar con guita, pero no me podes traicionar, son dos cosas diferentes”.
-“El único que hizo canciones en Los Redondos soy yo. De pronto después hay arreglos que hacen que una versión mejore y sea superior a otra”.
-“El solo de ‘Jijiji’ no es mío ni del amigo del que hablás, sino del enano Dawi”
-“Yo no quería publicar ‘Mi perro dinamita’ porque para mí era un standard de rock, y fue una de nuestras canciones más exitosas”.
-“Fue una buena banda”.
-“Jijiji me pasó por encima. Para mí es un rock and roll que está bueno, pero prefiero otros”.
-“Hay tres solos de Skay que me parecen maravillosos: “Todo un palo”, “Etiqueta Negra” y… pucha, el tercero no me lo acuerdo”.

El Mal de Parkinson

-“Odio la decrepitud. Decrepitud son esos 30 años que la ciencia nos ha dado después de los 50”
-“El ser humano tiene estos 30 años a costa de una cosa espantosa que para mí es la decrepitud. Contados son los que llegan a los 80 años en plenitud física y mental. Uno empieza a ver menos, a escuchar menos, un buen día se cagó encima. La decrepitud no es una sobrevida agradable, te duele todo, qué sé yo. Y yo debo estar entrando en eso, evidentemente. Yo tengo Parkinson, que no es de ahora, pero con el tiempo empieza a manifestarse más. A mí no se me manifiesta temblando sino con rigidez”.
-“Yo soy un adorador de la juventud y es algo que se escapa de las manos. Yo me engañé tirando papel picado hasta hace poco, me creía el hombre metálico. Y un día, van y te dicen ‘me parece que el papel picado ya no va’, je. Yo me aferro a la vida, si no me pego un ‘corchazo’ y se terminó. Lo he pensado más de una vez, sí. No ahora. En este momento no estoy tan mal”.
-“Yo quiero vivir lo más que pueda, pero por otro lado intelectualmente creo que esos 30 años de sobrevida que tiene el hombre son nefastos. Uno los padece”.
-“Yo no sirvo para viejo. Hay gente que sirve para viejo y otra que no”.
-“Yo me empecé a dar cuenta porque un buen día me iba a cortar las uñas y pensé ‘bueno, habré dormido mal anoche’ o abrocharme un botón y me costaba. Empecé a desconfiar de esas cosas, para eso hay medicamentos”.
-“Ahora tomo como diez o doce pastillas. Antes de esto tuve Hepatitis C, que tenés un 50 y 50 y por suerte no quedó el virus”. -“Últimamente tomo muchas pastillas, pero no de las que me gustan a mí”.

Sus colegas

-“Me invitó Jagger a cantar, pero dije que no. Me iba a ver raro al lado de un hombre cacareando”.
-“El rock nacional siempre me parecieron boleros rápidos”.
-“Soda Stereo no me gustaba. Eran una especie de engendro de los productos que publicitaba la (revista inglesa) NME”.
-“No era algo atractivo para gente de mi edad, que había vivido la cultura rock”.
-“La aventura solista de Cerati en cambio me gustó”.
-“A mí me gusta la primera etapa de Spinetta: Almendra y Pescado Rabioso. Pero ya cuando empieza a meter diez acordes distintos en las canciones ya no me gusta, porque no sabemos más de 20 acordes, entonces se vuelve repetitivo”.
-“Me pareció una obra maestra el último disco de Bowie. Es de un atrevimiento artistico… Escuché el primer tema y se me piantó un lagrimón”.
-“Es una oportunidad muy especial la muerte para librarte de tus compromisos y hacer lo que quieras”.

Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado

-“Me llevo muy bien con mi banda”.
-“Nadie se va de Los Fundamentalistas. El que se va es porque se creyó un viaje que no era”
-“No es fácil ser el capitán del barco. Yo hago la lírica, la melodía y las ilustraciones. Me entretengo bastante cuando hago un disco”.
-“No digo que todo lo que hago esté bueno, pero conmueve a mucha gente”.

Su público

-“Las cartas que recibo son dementes. Dementes porque depositan en uno, que tiene sus miserias, una especie de bálsamo para sus dolientes de la vida”.
-“Hay gente más talentosa que yo. No sé porqué me quieren tanto a mí”.
-“Yo no sé porqué soy el Indio Solari”.
-“El escenario es el lugar más cómodo sobre la Tierra para mí”.
-“El sold out no existe para mi público, van igual y quieren entrar”.
-“Conozco más Nueva York que Buenos Aires. Eso es algo que me hace quedar mal, pero no puedo salir de mi casa. Es un quilombo”.
-“No podría estar entre mi público ni en pedo”.

Imagen: captura Vorterix.com